2.5. Safe World Of Work

Entornos de trabajo seguros

Los futbolistas deben poder disfrutar condiciones laborales seguras.

La profesión futbolística conlleva el riesgo natural de lesión y sus efectos a largo plazo sobre la salud de los jugadores. Contrariamente a los efectos positivos de la actividad física, los deportes de alto rendimiento conllevan una enorme presión sobre el organismo. Por consiguiente, proteger la seguridad y la salud de los futbolistas es una de las mayores prioridades y deberes de la industria. No obstante, observamos que las necesidades y el bienestar de los jugadores no son tenidos en cuenta por una industria cada vez más exigente, lo cual pasa factura al bienestar mental y físico de los jugadores.

Lo que debe saber

Un foco de atención singular, que puede tener consecuencias negativas.

Los futbolistas profesionales realizan su trabajo frente a multitudes, en los estadios, y muchos más son seguidos a través de la pantalla. Esta es una posición única que genera un perfil popular, pero también puede dar lugar a abuso, tanto en las gradas como en línea.

El fútbol no es inmune a culturas laborales negativas.

Aunque recibir el foco de atención es una experiencia reservada a unos pocos futbolistas, los problemas derivados de ello no se limitan a su entorno laboral: la discriminación en numerosos frentes puede ocurrir (y de hecho ocurre), y los abusos de poder en el seno de las organizaciones con frecuencia pueden tener un efecto adverso en la carrera del jugador y en su propio bienestar.

Los derechos humanos son para todos.

Todos los futbolistas profesionales son, ante todo y en primer lugar, seres humanos y, como tales, tienen los mismos derechos que las demás personas. Estos derechos no deben ser puestos en riesgo debido al poder emocional del fútbol, lo que significa que conductas abusivas y malas prácticas no pueden justificarse simplemente como parte integral de la industria.

2.5 Safe World Of Work (2)