SJPF President Joaquim Evangelista welcome among others Fernando Gomes (FA President, second on the right hand side) to the player campus

Sindicato bajo foco: el Sindicato Dos Jogadores (SJPF) de Portugal

Miembros de FIFPRO Noticias
14 de abril de 2022
SJPF President Joaquim Evangelista welcome among others Fernando Gomes (FA President, second on the right hand side) to the player campus
Tal como nuestro propio nombre indica, FIFPRO es una federación de sindicatos de futbolistas. Actualmente, FIFPRO cuenta con 66 organizaciones asociadas para apoyar a los futbolistas profesionales de todo el mundo.

Hoy nos fijamos en el sindicato portugués de jugadores Sindicato Dos Jogadores (SJPF), que el 23 de febrero celebró su 50.º aniversario.  

El presidente del sindicato, Joaquim Evangelista, muestra orgulloso un vídeo del aniversario del SJPF, que destaca la apertura del campus de jugadores del sindicato en ese día tan señalado. «El Campus de Jugadores es un proyecto destinado a desarrollar la relación entre los jugadores y la comunidad —explica Evangelista—. Ahora tenemos la infraestructura que nos permite desarrollar proyectos de responsabilidad social, con el fútbol como herramienta. 

Podemos llevar a cabo nuestro plan educativo y ayudar a los jugadores a dar el paso a una nueva carrera después del fútbol. Podemos ofrecer a los jugadores sin contrato las condiciones necesarias para disfrutar de un completo campus de formación. Y tendremos una escuela de fútbol donde los exjugadores (o jugadores a punto de retirarse) desarrollarán la organización y la formación, garantizándoles oportunidades de empleo.» 

Para Joaquim, el campus de jugadores significa construir un legado. Este es su último mandato como presidente del SJPF, cargo que ocupa desde 2004. El año pasado, salió elegido con más del 90 % de los votos de los jugadores.  

Joaquim E Team SJPF 1100
Los jugadores sin contrato tendrán su campo de entrenamiento en el campus de jugadores

«Hay un legado en todo lo que hacemos, pero a veces algunos logros se olvidan con el tiempo y no son valorados por las nuevas generaciones. Hemos construido nuestro campus de jugadores para las generaciones futuras de jugadores; ellos tendrán la oportunidad de aprovecharlo.» 

Joaquim menciona enseguida a sus compañeros del sindicato, cuya contribución fue fundamental para convertir el SJPF en una organización muy respetada. «A todos les encanta trabajar por los jugadores. A lo largo de los años, el SJPF se ha forjado una imagen de credibilidad e independencia. No solo luchamos por los derechos de los jugadores, sino que participamos en la toma de decisiones. Es una apuesta ganadora para nuestros jugadores. Podemos participar en la asamblea general de la federación de fútbol (FPF), tenemos exjugadores en la junta de la FPF, y además estamos presentes en el consejo nacional de deportes. Utilizamos datos y estudios para apoyar nuestras posiciones, hemos ganado credibilidad con la forma que tenemos de negociar colectivamente la Liga.  

Tenemos que participar en la toma de decisiones por el bien de los jugadores. No puedes estar peleando constantemente con los clubes y las partes interesadas. Al final, si quieres conseguir algo, tienes que trabajar junto con las asociaciones de fútbol, la liga, los clubes y el gobierno. Los necesitas, no puedes hacerlo solo.»  

Uno de los puntos fuertes del SJPF es cómo organiza a sus jugadores. «Al fin y al cabo, un sindicato debe tener una dirección, un plan estratégico con una visión clara, y siempre debes estar cerca de tus miembros: implicarles, hablar de sus dudas. Sobre todo, debes tener valor para adoptar una posición —aunque no haya consenso— con la convicción de que es la mejor posición posible para todos los jugadores, porque si el sindicato no lo hace, otros lo harán por nosotros.» 

Tal como ilustra el objetivo del campus de jugadores, el SJPF está prestando algo más que un mero apoyo jurídico. Está trabajando en diversos proyectos ya que las demandas de los jugadores han aumentado. «Nos fijamos en los jugadores desde un enfoque holístico, porque son más que jugadores de fútbol. Tienes que implicarles e invitarles a ser embajadores de algo que sea importante para ellos, como hacemos con los exjugadores del equipo de la selección nacional Abel Xavier y Maniche. Xavier tiene su proyecto para la comunidad y Maniche tiene un proyecto para empresas emergentes.  

Queremos compartir todo lo que hacemos a través de la red FIFPRO, porque creemos que tenemos el deber de informar e inspirar a otros sindicatos miembros, y esperamos que ellos hagan lo mismo. Solo así podremos saber lo que estamos haciendo bien, lo que podemos mejorar y las nuevas áreas que debemos explorar.» 

Para Joaquim, la comunicación es un aspecto esencial para los sindicatos. Incluso tiene una columna en una de las revistas deportivas de mayor tirada de Portugal, Record, que en su opinión es un reconocimiento al estatus del sindicato. «Siempre hemos sido transparentes y hemos colaborado con los medios de comunicación. En esta columna, como presidente del SJPF, tengo la oportunidad de informar al público general de los temas que son importantes para los jugadores. En circunstancias normales, no sería capaz de hacerlo con la misma proyección.» 

Joaquim E Khalida Popal Ste
Joaquim Evangelista conversa con Khalida Popal y Steven Bryce del sindicato de jugadores costarricense Asojupro

El sindicato portugués es uno de los más antiguos, y a Joaquim y a sus compañeros les encantaría compartir toda su experiencia con otros sindicatos miembros de FIFPRO. Hace poco, el SJPF contribuyó a la creación del sindicato de jugadores angoleño, ANFA. 

«Nuestro consejo a otros sindicatos miembros de FIFPRO es que vayan dando pasitos pequeños pero sostenibles. Aquellos que empiezan de cero tienen que encontrar su lugar en el sector, y deben ser conscientes de que representamos a los protagonistas, las piezas más importantes del fútbol. Tenemos que trabajar para implicar a los jugadores, reforzar las relaciones con otros participantes y conseguir reconocimiento como fruto del trabajo que hemos llevado a cabo.» 

«Además, he aprendido que la capacidad de iniciativa, la independencia y un carácter luchador son características esenciales para un sindicato.»