Marco Carducci Header

Marco Carducci recuperado de cáncer testicular: Escucha tu cuerpo y acude a un médico

Impacto del Jugador Historia del jugador
13 de abril de 2022
Marco Carducci Header
  • Marco Carducci fue diagnosticado con cáncer testicular en febrero de 2022.  
  • El guardameta del Cavalry FC fue operado de forma inmediata al día siguiente, y ha tenido una plena recuperación, justo a tiempo para la temporada que se avecina.  
  • El jugador de 25 años insta a otras personas a que se hagan un chequeo y a que se normalice hablar del cáncer en la vida diaria. 

Hoy puedo decir que estoy aumentando la concienciación acerca del cáncer pero, en realidad, somos ya plenamente conscientes de su existencia y efectos: sencillamente, nunca pensamos que vaya a pasarnos a nosotros.  

Si echo la vista atrás, hace unas ocho semanas, esa era exactamente mi mentalidad: el cáncer era algo que conocía, de lo que había leído al respecto y que me asustaba: todos conocemos a alguien que ha sido directamente afectado por ello, pero no imaginaba que yo iba a ser algún día una de esas personas.  

Cuando me llamaron tras mi chequeo, sabía que no iba a tener buenas noticias, pero mi mente no deseaba vislumbrar ese peor escenario de cáncer. Cuando el doctor me hizo sentar y me explicó la situación, me quedé aturdido y pasé a estar en piloto automático. Sabía que estaba en buenas manos, y que lo único que podía hacer era escuchar los próximos pasos médicos y prepararme mentalmente para la cirugía.  

Fui directamente a la sala de emergencias, y fue únicamente cuando estaba sentado allí, en un momento de soledad, cuando todo el peso de mi diagnóstico se me vino encima, como una locomotora: tenía cáncer testicular. 

Ahí estaba yo: con solo 25 años, en la cumbre de la aptitud atlética, y compitiendo al primer nivel. En tan solo unas horas, había pasado de sentirme invencible a tener que afrontar mi propia mortalidad. Pero de eso se trata, precisamente: puede pasarle a cualquiera.  

Me siento sumamente agradecido de haber tenido acceso a la atención médica que recibo como jugador: mi cirugía se organizó ágilmente, y todo lo que puedo decir es que estoy completamente satisfecho. Al haberlo detectado tan pronto, estoy ya entrenando para la nueva temporada y mirando hacia el futuro.  

Seguiré sometiéndome a chequeos para asegurar que no hay recidiva, y mentalmente eso es verdaderamente difícil de superar. Cuando sales de la cirugía, existe un mapa de ruta hacia la recuperación de la fortaleza y mejoría física, pero no hay una ruta establecida a nivel mental, y eso ha sido un gran reto para mí. Quizá ya no existan signos de cáncer en mi cuerpo, pero sin duda ha dejado una marca en mi conciencia.  

Tengo ese objetivo temporal en mi cabeza, de volver al campo y jugar, pero al mismo tiempo soy ahora más consciente de mis vulnerabilidades. Para ser guardameta, literalmente debes poner todo tu cuerpo en juego: tienes que ser valiente y confiar en tu cuerpo, y eso debe desarrollarse tanto como la masa muscular.

No lo veo como algo tan negativo: en todo caso, es el aprendizaje más positivo que obtengo de mi experiencia y eso es realmente lo que quisiera hacer comprender. No hay que temer ser vulnerable: reconocer tu cuerpo cuando está tratando de decirte que algo no anda bien, y acudir al médico para que realice un chequeo.  

“Todos conocemos algún caso de cáncer, pero lo que verdaderamente necesitamos saber es cómo afrontarlo”

— por Marco Carducci

 

No importa lo joven que seas, tu buena forma física o el posible grado de dificultad de la experiencia: un momento de incomodidad bien vale tu paz mental. Y si llega ese ‘peor escenario’, como me ocurrió a mí, entonces has dado el primer paso para superarlo. Para mí, eso es lo que ha marcado la diferencia entre estar donde estoy ahora, esperando comenzar la temporada, y afrontar meses de tratamiento y de posible extensión del cáncer, lo que afectaría no solo a mi carrera, sino también a mi vida.  

Es tan importante recordar que, por muy aterrador que parezca, el cáncer no es algo poco común. Me han conmovido los casos de tantas personas que se pusieron en contacto conmigo a través de las redes sociales cuando compartí mi situación, y que me confesaron sus propias experiencias.  

Un hombre en particular, un seguidor del Cavalry FC, se puso en contacto para comunicar que él también estaba en tratamiento por cáncer testicular. Sus dos hijos pequeños no comprendían la situación realmente, y estaban siempre preguntando. Vienen a todos nuestros partidos. Después de haber compartido mi historia, pudieron verme -alguien a quien admiran– y comenzar a procesar que las cosas podrían ir bien. Era un caso de normalizarlo para ellos y comprender que, en ocasiones, y desafortunadamente, eso forma parte de la vida, pero que su papá no está solo en esa tesitura. 

Todos conocemos algún caso de cáncer, pero lo que verdaderamente necesitamos saber es cómo afrontarlo: ya sea afrontar una temida cita con el doctor, abrirnos acerca de nuestras experiencias, o incluso llegar a quienes podrían tener necesidad de hablar.  

La vulnerabilidad no es una debilidad contra el cáncer: podría ser nuestro modo más fuerte de afrontarlo.