Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Stéphane Burchkalter, el secretario general de la División África, irá a partir del 31 de agosto a la República Democrática del Congo tras haber sido invitado por la Asociación local de jugadores, la UFC. Entre los diversos encuentros y reuniones de trabajo previstas figura, por supuesto, una visita a la fundación Shabani Nonda, ganador del Merit Award FIFPro 2009. 

En noviembre pasado, durante el Congreso de la FIFPro en Budapest, una ovación de pie acogió el premio Merit Award FIFPro concedido a la Fundación Shabani Nonda. Desde hace unos diez años, Shabani pone su nombre y su energía para organizar un torneo de fútbol diferente de los demás en Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo. 

'Sin los voluntarios que trabajan a lo largo del año, no habría torneo, precisa el atacante internacional congolés de paso el miércoles pasado por las oficinas de la UNFP en París, donde le entregaron su premio (un cheque de 25.000 dólares). 

No es un secreto para nadie que el ex jugador de Stade Rennes y AS Mónaco desea, en efecto, volver a Francia a terminar su brillante carrera que también se desarrolló en Italia (AS Roma), en Inglaterra (Blackburn Rovers) y últimamente en Turquía (Galatasaray).

 

 width

Stéphane Burchkalter da el cheque a Shabani Nonda

'Este torneo nació de un recuerdo y de una constatación. Cuando era joven, las vacaciones escolares eran, lo más frecuentemente, sinónimo de aburrimiento. Con mis amigos no teníamos nada que hacer, aparte de las tonterías que hacen todos a esa edad. Felizmente, los torneos de fútbol, organizados en diferentes lugares nos permitían salir de nuestro letargo. Eran verdaderos momentos de felicidad y de alegrías compartidas… Momentos demasiado escasos…'

Pero ocupar a los jóvenes durante algunos días no le bastaba a Shabani Nonda: 'La deserción escolar es masiva en nuestro país. Todos sabemos, sin embargo, que un niño escolarizado que sabe perfectamente leer, escribir y contar está mejor dotado para afrontar el futuro, aunque no haga posteriormente estudios largos. Nuestra acción, durante y después del torneo, no resuelve todos los problemas, es obvio, pero permite volver a incentivar a un gran número de niños, a volver a darles el gusto por los estudios… Están aparentemente más receptivos, es por lo menos la opinión de los padres, que nos animan, que nos piden que multipliquemos nuestras acciones…'

Recurrir al fútbol, su pasión, para incitar a los niños a retomar el camino a la escuela, para darles la fuerza de aferrarse y de ir lo más lejos posible, ese es el objetivo que buscan Shabani Nonda y su fundación. Al final del torneo, los premios entregados a los jóvenes debieran incentivarlos a volver a ser buenos alumnos: cuadernos, lápices, uniformes escolares, mochilas, etc.

'Lo ideal sería, reconoce Shabani concluyendo, multiplicar la experiencia en todo el país. Hoy 'trabajamos' con las 24 comunas que componen la aglomeración de Kinshasa y no podemos ir más allá. Es un problema de medios, financieros por un lado, y humanos por otro lado puesto que los voluntarios ya dan mucho tiempo. Cuando termine mi carrera, veré qué se puede hacer, pero sé que algunos de mis compañeros de la selección podrían retomar la idea por cuenta propia en otras ciudades del país. Y la idea no me disgusta en absoluto…'

  width

Shabani Nonda y Domo Landu, el secretario general de la UFC