Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La División Europa de la FIFPro quiere emprender la lucha contra el amaño de partidos conjuntamente con todas las partes interesadas en el fútbol profesional europeo. El sindicato de futbolistas profesionales opina que una acción conjunta tendrá mayores posibilidades de éxito que cualquier iniciativa individual.

 

El amaño de partidos es una enorme amenaza para el juego, concluyó la División Europa de la FIFPro durante su reciente reunión en Praga. En su lucha contra el amaño de partidos, el mundo del fútbol necesita la ayuda de las autoridades. Cada vez más autoridades comprenden que su apoyo es imprescindible porque los criminales que organizan estos sobornos están muy bien organizados.

 

La FIFPro opina que es de primordial interés informar correctamente a todos los jugadores sobre el amaño de partidos y los peligros que ello conlleva. El sindicato mundial de futbolistas profesionales opina que puede jugar un papel importante en este sentido. Para ello quiere implementar un programa informativo encaminado a prevenir a los jugadores contra los peligros de participar en el amaño de partidos.

 

Por otra parte, la FIFPro aboga entre otras cosas por la introducción de un código de conducta para todas las personas involucradas en el fútbol profesional. En este sentido, la FIFPro hace referencia a los códigos de conducta redactados en el Reino Unido para luchar contra los amaños en el críquet y las carreras de caballos.

 

La FIFPro advierte sin embargo que actualmente se presta demasiada atención al papel de los jugadores en el amaño de partidos. Si bien los jugadores están involucrados, el problema nunca empieza con ellos. La FIFPro hace referencia al Libro Negro sobre Europa del Este, donde quedó probado que los jugadores a los que no pagan sus clubes, corren un riesgo mucho mayor de ser abordados para participar en el amaño de partidos. Por ello es importante que los clubes, sindicatos y la UEFA hagan lo posible para que los jugadores reciban sus salarios a tiempo, con el fin de reducir la posibilidad de que los jugadores se involucren en el amaño de partidos.

 

La FIFPro quiere sentarse a hablar a la mayor brevedad posible con todas las partes interesadas del fútbol europeo para tratar sobre una forma de atajar conjuntamente el problema del amaño de partidos.