Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

"Lo estoy pasando muy mal, pues no estoy jugando," afirma Guthrie Zhokinyu. El antiguo jugador de la selección de Zimbabue ha sido suspendido de manera permanente, sin que se haya celebrado un juicio justo. Zhokinyi y FIFPro esperan con impaciencia que la FIFA emprenda acciones contra las sanciones que ha aplicado la Federación Zimbabuense de Fútbol (ZIFA).

"Soy quien mantiene a mi familia y a mis padres. Cuido de todos ellos; su bienestar depende de mí...".

Guthrie Zhokinyu es un futbolista de 30 años. Un buen futbolista. Ha jugado para uno de los mejores equipos de Zimbabue, el Dynamos FC, y desde el año 2008 ha sido convocado en 13 ocasiones para la selección nacional.

Pero ahora, su vida ha dado un vuelco. Sus ojos se llenan de lágrimas al expresarse con una frágil voz. Espera una solución a la difícil situación en la que se encuentra atrapado. Y no porque cometiera un error: está desesperado debido al inadmisible comportamiento de la Federación Zimbabuense de Fútbol y a la falta de apoyo por parte de la FIFA.

Los problemas comenzaron en diciembre de 2009. Zhokinyu era el capitán del equipo que participó en el Torneo Cecafa, un torneo para países de África central y oriental, que se celebró en Kenia. "Me hicieron una propuesta cuando íbamos a jugar el partido de cuartos de final contra Ruanda', recuerda. Unos hombres se presentaron en su habitación y ordenaron a Zhokinyu que su equipo perdiera el partido 6-0. "Después te llenamos el bolsillo", le dijeron a Zhokinyu. Los hombres le "aconsejaron" que organizara a dos o tres jugadores más que ayudaran a conceder los seis goles.

"No puedo hacer eso", contestó Zhokinyu. No estaba dispuesto a traicionarse a sí mismo ni a traicionar a su familia, a sus compañeros de equipo, a su país. "Me quedé atónito. Nunca había visto nada semejante."

Zhokinyu informó a todos sus compañeros de equipo. "Acordamos no dar por perdido el partido, sino jugar un partido limpio." Zimbabue perdió 4-1.

Después, la ZIFA descubrió que en 2007 y 2009 la selección de Zimbabue había organizado diversas giras por Asia, donde se amañaron partidos. Los partidos de Cecafa en Kenia también formaron parte de la investigación. Finalmente, la ZIFA sentenció a 98 futbolistas, administradores y directivos.

Para su sorpresa, Zhokinyu supo que estaba sancionado. "Me enteré por los medios de comunicación de que me habían suspendido de forma permanente. Después llegó la carta que comunicaba la suspensión oficial."

La suspensión de Zhokinyu es todavía más increíble si se tiene en cuenta que no se ha celebrado juicio (justo) en un tribunal. "Nunca me convocaron ante la Comisión Disciplinaria. Nunca."

"Se limitaron a decir: Eras el capitán, eras el líder. Se suponía que yo tenía que decir a los jugadores: 'No debéis jugar el partido'."

"No soy culpable," asegura Zhokinyu. "El Jefe de la Delegación sabía lo que nos habían ofrecido y que habíamos rechazado la oferta."

"Todos los futbolistas fueron suspendidos." El Jefe de la Delegación no fue suspendido.

El recurso era prácticamente prohibitivo, pues la Federación Zimbabuense exige para ello el pago de 6.000 dólares, mientras que el salario medio en la Premier League del país se sitúa entre los 150 y 400 dólares mensuales. "Cada carta que hemos remitido a la ZIFA ha recibido la misma respuesta: "Precisamos 6.000 para el recurso"."

Zhokinyu lleva sin jugar más de un año. Incluso pensó en irse a Sudáfrica, pues hasta ahora la FIFA no ha hecho extensiva la suspensión a todo el mundo.

Y aquí está Guthrie Zhokinyu. En una sala, tratando de relatar su historia. En otros tiempos el orgulloso capitán de la selección de Zimbabue. Ahora, un hombre roto...

"La ZIFA me ha puesto contra la pared. Ahora me siento fuera del fútbol. He rogado al FUZ (el sindicato zimbabuense de futbolistas) y a FIFPro que me ayuden a conseguir que la FIFA emita juicio que zanje esta situación, pues ha pasado ya más de un año."

"Lo estoy pasando muy mal...".

Haga clic aquí para leer La FIFA debe demonstrar su apoyo a los futbolistas zimbabuenses