Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Los futbolistas profesionales que están a punto de finalizar su carrera activa deberían buscar apoyo experto para facilitar la transición a su nueva vida y reducir al mínimo el riesgo de sufrir problemas de salud mental, tal como aconseja el antiguo futbolista irlandés Paul McGee, quien ha combatido con éxito la depresión.

“Cuando dejas el fútbol, te enfrentas a dos mundos”, explica McGee. “Uno donde todo está organizado y todo el mundo cuida de ti, y otro donde debes hacer todo por ti mismo y donde no existen compañeros de equipo, ni amigos, ni intercambio de impresiones, ni entrenamiento, ni goles que marcar.”

“Realmente es duro de digerir: te cae encima como una tonelada de ladrillos.”

McGee, antiguo lateral del Wimbledon, de 48 años, afrontó graves problemas tras finalizar su carrera profesional. Llegó a estar cerca del suicidio debido a la depresión, pero consiguió recuperarse con ayuda profesional.

“Mi consejo a los futbolistas que se acercan al final de su carrera es que soliciten asistencia de las personas que pueden prepararles para lo que va a ocurrir. Es siempre oportuno hablar con personal médico especializado. De poco sirve contar la situación a tus compañeros, porque para ellos podría ser demasiado complejo de entender. Cuando te duele una muela, vas al dentista. Cuando tienes problemas mentales, hablas con un profesional.”

“La ayuda está ahí, hoy en día los médicos son muy eficaces. No dejes que esto te vaya ganando; da el paso: ese es mi consejo.”

Concienciación

Paul McGee 2 250 300McGee desea aumentar la concienciación sobre los problemas de salud mental, que según la investigación realizada por FIFPro son incluso más comunes en el fútbol profesional que en la población general. El antiguo futbolista irlandés da por hecho que muchos jugadores no son conscientes de las consecuencias que una depresión puede tener.

“Antes de caer en ella, no tenía ni idea de lo que era una depresión. Quizá ya la estaba sufriendo cuando aún estaba en activo.”

McGee recibe con satisfacción iniciativas de FIFPro tales como la investigación que ha realizado en materia de salud mental, la elaboración de un manual para los jugadores y un proyecto de asesoramiento tras la finalización de la carrera deportiva. Estas iniciativas están diseñadas para aumentar la concienciación sobre los síntomas de trastornos mentales comunes y para ayudar a los futbolistas a hallar el apoyo adecuado.

“Necesitamos personas que ayuden a los futbolistas a comprender que puede pasarle a cualquiera en cualquier momento, ya tengan 17 años o muchos más.”

Basta un solo momento para que cambie tu vida, como sufrir una grave lesión o la retirada, tal como le ocurrió a McGee. Por eso relata su caso a FIFPro.

“Si pudiera enseñar a una sola persona cómo superar la situación, eso ya sería maravilloso.”

 

También lea:     Se requiere más asistencia para abordar la salud mental
  Paul McGee: el futbolista que venció a la depresión