Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En el momento actual, en que el racismo parece estar siempre presente en las páginas de la prensa deportiva, algunos sindicatos de futbolistas profesionales y selecciones nacionales han aprovechado la oportunidad para expresar su rechazo a este fenómeno.

El racismo no es un problema que afecte a unos cuantos países: casi cualquier país del mundo tiene que soportar a individuos que, sencillamente, rechazan comprender o ignoran el hecho de que todas las personas han sido creadas iguales.

FIFPro –representante mundial de los futbolistas profesionales– no hace distinciones según la nacionalidad, la religión, las convicciones políticas, la raza o el género. FIFPro se manifiesta en contra de toda forma de racismo, al que siempre hará frente.

En Botsuana y en Escocia, los sindicatos de futbolistas y sus respectivas selecciones nacionales han adoptado una postura clara contra el racismo. La selección nacional de Botsuana, junto con el Sindicato de Futbolistas del país, ha reaccionado a lo ocurrido recientemente en Rusia, donde el entrenador del FC Rostov, Igor Gamula, realizó comentarios racistas el mes pasado. El ucraniano Gamula dijo que no ficharía a más jugadores de color, pues tenía ya a "seis de esas cosas", y bromeó afirmando que el ébola se había propagado en su club, durante una conferencia de prensa mantenida el mes pasado. Estos comentarios no han sentado bien a sus propios futbolistas. Posteriormente, Gamula ha pedido disculpas a cada jugador, pero ahora debe acatar una suspensión de cinco partidos.

"Si bien el racismo en el deporte no es nada nuevo, los últimos incidentes todavía sorprenden, en un momento en que los jugadores de color parecen la fuerza dominante en el mundo deportivo", ha afirmado el sindicato de Botsuana en su declaración. "Nuestros futbolistas deben ser reconocidos por lo que son; deben recibir un trato idéntico al de cualquier otro futbolista profesional, con independencia de su origen, y recibir el mismo respeto básico."

Botswana-640

Clic aquí para ampliar

PFA Escocia y la selección nacional escocesa han aunado fuerzas en su lucha contra la discriminación en el fútbol. A principios de este mes, el defensa del Celtic, Alexander Tonev, fue suspendido durante siete partidos por proferir insultos racistas al jugador del Aberdeen, Shay Logan. En septiembre, el jugador del Celtic, Virgil van Dijk, fue objeto de sarcasmos de carácter racista durante un partido disputado en Saint-Mirren.

Fraser Wishart, Director Ejecutivo del PFA: "En este país se han dado enormes pasos para erradicar el racismo en este deporte; sin embargo, no debemos caer en la complacencia, pues siempre queda trabajo por hacer, y debemos seguir apoyando el buen trabajo de la campaña."

"El sindicato de futbolistas ha apoyado la campaña desde sus inicios, cuando Tony Higgins era una de las principales fuerzas motrices para la formación de la vertiente escocesa."

"Desde entonces, Sácale Tarjeta Roja al Racismo se ha convertido en un modelo para las campañas contra el racismo en el fútbol, a nivel mundial. Nuestros miembros han mantenido un sólido apoyo a lo largo de los años, y una vez más secundan plenamente el mensaje de que el racismo y otras formas de discriminación no son aceptables en el fútbol escocés."

Scotland-Image-640

Clic aquí para ampliar