Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro condena una sentencia judicial que favorece un contrato entre el club belga Anderlecht y los padres de un niño de 12 años.

El tribunal de Bruselas ha fallado que los padres de Jason Lokilo* —que juega actualmente para el Crystal Palace— deberán pagar al Anderlecht la cantidad de 140.000 euros, porque no se atuvieron a su acuerdo de firmar un contrato en términos profesionales con el club belga cuando el chico cumpliera los 16 años.

Lokilo tenía 12 años cuando sus padres, a cambio de 75.000 euros, firmaron un contrato según el cual ficharía por el Anderlecht. Si no fichaba, tendrían que pagar una sanción.

“Es increíble que un tribunal apruebe un acuerdo tan monstruoso; es claramente una coerción inaceptable,” ha asegurado Wil van Megen, Director del Departamento Jurídico de FIFPro.

“El hecho de que estemos en el mundo del fútbol no justifica que no se respeten los derechos fundamentales de los menores.”

“Un acuerdo laboral es un contrato muy personal,” ha explicado Van Megen. “Esto significa que, aparte del propio trabajador, ninguna otra parte puede concluir tal acuerdo.”

“Básicamente, esta interpretación consiste en vender futura mano de obra infantil.”

En el fútbol, los clubes buscan modos de captar a jugadores talentosos a la edad más precoz posible, y el Reglamento de la FIFA incluye medidas para proteger a los menores. No se permite a los futbolistas menores de 18 años firmar un contrato por un periodo superior a tres años.

“Tras el final del tercer año, el jugador es libre para abandonar el club, a menos que de manera expresa o de hecho acepte la prórroga,” ha afirmado Van Megen.

El Reglamento de la FIFA (artículo 18.2) no permite ninguna tentativa por parte de los clubes para soslayar o quebrantar esta disposición de manera unilateral.

Por lo tanto, todo acuerdo entre los padres de un niño de 12 años y un club claramente incumple las normas de la FIFA, ha afirmado Van Megen, añadiendo que desde la perspectiva del Derecho laboral, esta interpretación infringe claramente la libertad laboral.

“Cuando un jugador de 12 años cumple los 16, probablemente tendrá que firmar por un periodo máximo de tres años, y estará sujeto al mismo club durante siete años.”

La amenaza de una sanción en esta interpretación podría también perjudicar la posición de negociación del jugador para alcanzar el mejor acuerdo posible.

“El hecho de ejercer tal presión para que un menor firme un acuerdo laboral llega demasiado lejos.”

 

*Jason Lokilo, de 18 años, en la actualidad juega para el Crystal Palace Academy.


Artículo 18.2 Reglamento de la FIFA (RETJ)

La duración mínima de un contrato será a partir de la fecha de inscripción al final de la temporada; la duración máxima será de cinco años. Cualquier otro contrato de una duración distinta se permitirá solamente si se ajusta a la legislación nacional. Los jugadores menores de 18 años no pueden firmar un contrato de profesionales de una duración mayor de tres años. No se aceptará cualquier cláusula de un periodo mayor