Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Finlandia ha experimentado graves problemas con el amaño de partidos en estos últimos años. Razón de más para que el sindicato de futbolistas profesionales finlandeses, el JPY, se tome este problema muy en serio.

 

El pasado jueves 21 de noviembre, el sindicato organizó un seminario nacional como parte de la campaña "Don’t Fix It" (No amañes).

 

Entre los participantes se encontraban el jefe de arbitraje, Johan Holmqvist, el coordinador de la competición, Peter Lundström, el director de la liga finlandesa (Veikkausliiga), Timo Marjamaa, el presidente del JPY y ex capitán del equipo nacional, Hannu Tihinen, y más de 40 futbolistas profesionales. Todos prestaron mucha atención a las presentaciones sobre el amaño de partidos y la lucha contra el mismo, entre ellos, Jouko Ikonen (Oficina Nacional de Investigación), Harri Syväsalmi (Ministerio de Educación y Cultura), Juha-Matti Mäkelä (director empresarial de Veikkaus, agencia nacional de apuestas), Tero Koskela (vicepresidente del JPY) y Mika Palmgren (abogado del JPY).

 

Jouko Ikonen declaró que la Oficina Nacional de Investigación no limita sus pesquisas a los jugadores, sino que sus investigaciones se extienden hasta las organizaciones criminales. 

 

Harri Syväsalmi, que también preside el Grupo de Expertos establecido por el Consejo contra el amaño de partidos, apuntó que "los jugadores no son el problema sino parte de la solución". "Los problemas se resolverán solamente a través de una cooperación perfecta entre todas las partes. La praxis tiene que llevarse hasta los vestuarios y se debe instar a los jugadores a que actúen responsablemente".

 

Juha-Matti Mäkelä explicó que las divisiones de fútbol del país se han vuelto muy populares en el sector de las apuestas, dado que la temporada futbolística finlandesa es una de las pocas ligas del mundo cuyos partidos se disputan durante el verano. "Incluso partidos de tercera división de la liga finlandesa son ofrecidos por corredores de apuestas en todo el mundo: unas 300 casas de apuestas legales y muchas más ilegales", comenta Mäkelä.

 

El desafío para aquellos que tratan de detener a los amañadores es enorme. A menudo, las finanzas de los clubes son precarias. Los futbolistas de primera división ganan aproximadamente la mitad del alario medio del resto de la población masculina en Finlandia.

 

No obstante, añade el presidente Markus Juhola (foto), los jugadores tienen la posibilidad de elegir. "El amaño de partidos no es sólo una cuestión de dinero. Se trata de una actividad criminal en la cual, la mayoría de las veces, los jugadores son las víctimas y no los organizadores. Cuando los futbolistas sienten que están trabajando en un entorno seguro, cuando sienten que serán apoyados y no abandonados a su suerte, entonces la decisión de no amañar partidos será la que prevalezca".

 

El sindicato de futbolistas finlandeses recalca que los jugadores deben estar atentos a las señales de alarma, mostrarse cautos con determinados tipos de contratos e informar a las autoridades cuando sospechen de alguna irregularidad.

 

Durante el seminario, el vicepresidente del JPY, Tero Koskela, enseñó la aplicación móvil lanzada por el sindicato de jugadores. A través de esta aplicación, los jugadores pueden enviar información de forma anónima cuando hayan presenciado cualquier intento de manipulación de partidos.  La aplicación del JPY es una importante herramienta de ayuda a los futbolistas. Asimismo, la aplicación informa a los jugadores de las posibles estrategias que los amañadores adoptan y envía toda la información a las autoridades..

 

 

 

 width