Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Es en Costa de Marfil donde la División África de FIFPro ha iniciado, recientemente, los seminarios que llevará a cabo en todos los países miembros a lo largo del año 2013. Estas reuniones se encuadran dentro del plan de desarrollo y de profesionalización de los distintos sindicatos y asociaciones locales de jugadores.

 

En Abiyán, ante el equipo del AFI al completo, Stéphane Burchkalter, secretario general de la División África, comenzó precisando el contexto para los jugadores del seminario: estas reuniones tienen como objetivo impulsar el desarrollo de los sindicatos. Son unas prácticas enriquecedoras, afirmó con satisfacción Cyrille Domoraud, presidente del AFI, al clausurar la reunión. ‘Ello nos va a permitir avanzar en la implementación de nuestros distintos programas y campañas para los jugadores: en lo relativo a la ronda de visitas a los clubes, la realización de prácticas para los jugadores sin contrato nos ha dado un gran conocimiento para aproximarnos mejor a nuestros futuros afiliados o para reforzar los vínculos con quienes ya nos han dado su confianza. Por lo demás, todo el equipo está plenamente satisfecho’.

 

Tres temáticas esenciales fueron magistralmente examinadas por Stéphane Saint-Raymond, responsable del departamento de comunicación de División África: las afiliaciones, los trofeos y las prácticas de los jugadores que han terminado su contrato. Cada uno de los puntos fue objeto de un desarrollo detallado, apoyado por ejemplos.

 

Durante la sesión inaugural, Stéphane Saint-Raymond hizo hincapié en la importancia de las afiliaciones, subrayando, además, la preeminencia de este aspecto en la acción sindical como para recalcar que no sabría mantener un sindicato sin afiliados. El representante de FIFPro dio a Cyrille Domoraud y a su personal todos los consejos útiles para que ‘los jugadores se afilien al AFI, se vean representados en el sindicato y se dirijan a él en caso de problema’.

 

Ello pasa, entre otras acciones, por desarrollar un tema de campaña (el contrato estándar, por ejemplo), preciso y dominado por los encargados y por el personal escogido para realizar la misión. ‘Los jugadores son vuestra razón de ser’, no dejó de precisar.

 

El representante de la División África prosiguió con el tema de la organización de los trofeos de fin de temporada; un ejercicio determinante en la evolución del sindicato, visto su impacto mediático. Por tanto, su organización, afirmó Stéphane Saint-Raymond, exige minuciosidad y compromiso. La organización de los trofeos moviliza, igualmente, importantes recursos financieros y humanos. De ahí la necesidad de encontrar patrocinadores, colaboradores y de recibir también el apoyo, por qué no, de quienes realizan las prácticas. Ya cimentado, el AFI espera poner en marcha la maquinaria, quizá en un plazo de uno o dos años: el tiempo de preparación para llevar el proyecto a buen puerto.

 

A continuación, el seminario estuvo consagrado a las prácticas para los jugadores que terminan su contrato. Si para lanzar su globo sonda, el pasado mes de febrero, AFI permitió la realización de las prácticas a jugadores no miembros, durante la próxima edición, ser miembro deberá ser condición indispensable de participación, como insistieron los dos representantes de FIFPro. En este punto todavía se hizo más hincapié en la seriedad y en las disposiciones prácticas que tomar para ganar tal apuesta.

 

Ante la evidencia, el presidente del AFI midió la amplitud de la tarea que queda por cumplir: ‘La tarea es enorme. Lo que exige, naturalmente, la adhesión de todos los miembros para que el sindicato alcance su objetivo, que es afirmarse definitivamente sobre el tablero del fútbol marfileño’, afirmó sin temor el presidente Domoraud.

 

'Creo ?concluyó Stéphane Burchkalter?, que con este primer seminario hemos alcanzado plenamente los objetivos que nos habíamos fijado. No todo ha sido perfecto, y nos quedan algunos ajustes que efectuar, pero estamos en el camino correcto. Este trabajo ilustra perfectamente el sentimiento que nos inunda tras una larga espera; es decir, que se trabaja en el seno de cada sindicato, que los avances se manifiestan, que se está en disposición de aprender… A imagen del AFI, la profesionalización de los sindicatos africanos es una realidad.'