Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El Director general de Futbolistas Profesionales de Australia (PFA), Adam Vivian, ha manifestado hoy que el éxito del fútbol australiano y el bienestar de los jugadores se encuentra en riesgo debido a la programación de los partidos, y ha instado a que se preste atención a las inquietudes de los jugadores de una vez por todas.

Las declaraciones de Vivian se producen después de la situación que han vivido los jugadores del Central Coast Mariners, que tuvieron que soportar tres partidos y más de 40 horas de viaje en el espacio de ocho días mientras competían en la Liga de Campeones Asiática (ACL) y en las Series Finales de la A-League. El sábado 19 de abril, los Mariners recibieron al Adelaide United en el Estadio Gosford (victoria 1-0). El miércoles 23 de abril, se enfrentaron al Sanfrecce Hiroshima, en Japón, y el sábado 26 de abril tendrán que visitar al Western Sydney Wanderers.

Tres de los restantes cuatro finalistas de la A-League compiten también en la ACL; el Melbourne Victory tiene que jugar entre semana en Corea del Sur, antes de afrontar al Brisbane Roar el domingo, en Brisbane. El tercer equipo (Western Sydney Wanderers) no tuvo que jugar el pasado fin de semana, y tiene partidos programados en casa para el 22 y el 26 de abril.

Vivian ha afirmado: "El programa actual no solo plantea dudas respecto al bienestar de los jugadores, sino también desventajas para que los clubes puedan competir con éxito. Los clubes no deberían ser obligados a escoger entre el bienestar de sus jugadores y el éxito en el campo."

"Debido a la situación económica de los clubes, los jugadores de la A-League no reciben un salario adicional o pagos por los partidos cuando participan en la Series Finales de la A-League o en los partidos de la ACL. Además, todos los viajes de la ACL se realizan en clase turista, aunque los clubes tienen la opción de proporcionar servicio en clase preferente."

"Los futbolistas han estado dispuestos a comprometerse económicamente para dar su apoyo a las Series Finales de la A-League y la ACL, pero no puede esperarse que hagan lo mismo con su propia seguridad y salud. En la situación actual, los jugadores son sometidos a desplazamientos exhaustivos, con tiempo insuficiente para recuperarse en el momento más importante de la temporada."

Vivian añade: "Como muestra la investigación llevada a cabo por Raymond Verheijen, y secundada por FIFPro, el sindicato mundial de futbolistas, los jugadores deberían tener un periodo mínimo de recuperación de tres días tras disputar un partido. No solo no ocurre así en muchas ocasiones, sino que también se añade a la mezcla desplazamientos de largas distancias, lo que coloca a los jugadores en un riesgo mucho mayor de lesiones y les dificulta obtener su máximo rendimiento."

En junio de 2012, y antes de la temporada 2012/2013 de la A-League, el PFA presentó un informe junto con la Federación Australiana de Fútbol (FFA) que enumeraba una serie de soluciones para su adopción; entre otras:

  • Comienzo de las negociaciones con la Confederación Asiática de Futbol, para que los equipos australianos puedan ser convocados en casa para los partidos de la Liga de Campeones Asiática durante las Series Finales de la A-League.
  • Que los "socceroos" dispongan de servicios de clase preferente para los jugadores de la A-League que tengan que realizar viajes internacionales para disputar partidos en el extranjero de la ACL mientras disputan las Series Finales de la A-League.
  • Que los futbolistas tengan un mínimo de 3 días de descanso entre los partidos de la ACL y los de las Series finales (además de los días destinados a realizar un viaje de larga distancia, en su caso).

Vivian ha confirmado que, hasta la fecha, no se ha implementado ninguna de estas medidas, y que el PFA continuará insistiendo para que se apliquen estas soluciones en las negociaciones con la FFA. "Durante las negociaciones del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) para 2015, el PFA procurará garantizar el establecimiento de un entorno de trabajo deportivo de 'de primera clase' en la A-League, donde sean elementos clave los periodos de recuperación y las condiciones de viaje."