Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Con ocasión de la introducción en el fútbol inglés de una nueva reglamentación sobre apuestas -en vigor a partir del 1 de agosto de 2014-, el Director Ejecutivo adjunto del PFA, Simon Barker, presenta una visión general del papel del PFA a la hora de informar a sus miembros, y sobre las medidas preventivas adoptadas para abordar el arreglo de partidos.

El PFA es uno de los nueve países miembros de FIFPro que ha participado en un proyecto europeo denominado 'Don't Fix It'. Si bien el proyecto actual ha concluido, la intención es comenzar un nuevo programa el próximo año. Hasta la fecha, se han unido al proyecto diecinueve países (incluyendo ocho de los nueve miembros originales).

Barker –miembro del Grupo Piloto Transnacional Don't Fix It- explica: "Don't Fix It ha proporcionado a nuestro enfoque general algo más de estructura, y además se sustenta en la información."

"Conjuntamente con los demás países participantes, hemos realizado una encuesta entre nuestros miembros para obtener información valiosa de los jugadores y asegurarnos de que nuestras decisiones se basan en las pruebas obtenidas a partir de los datos. En la encuesta, el porcentaje de futbolistas de Inglaterra que comprendía la reglamentación existente en materia de apuestas era muy elevado, mayor que en ningún otro país participante."

"Creo que ello es resultado del trabajo duro llevado a cabo durante un periodo de 5 años para informar a nuestros miembros."

"El año pasado, el personal del PFA completó el curso 'Formar al formador' ofrecido por Interpol, y al que asistieron representantes de la FIFA, de la UEFA, de la Federación de fútbol y del PFA. Ciertamente, esto ha ayudado a nuestros ejecutivos a poder comunicar a nuestros miembros de manera eficaz aspectos clave de la integridad de las apuestas deportivas, de la información privilegiada y del arreglo de partidos, y a presentar una nueva orientación sobre los aspectos psicológicos para hacer el mensaje más accesible a los miembros."

A nivel nacional, el PFA ha formado parte de un enfoque colaborador para abordar la amenaza del arreglo de partidos, trabajando directamente con la industria del fútbol, con los organismos rectores y con los sindicatos de jugadores de otros deportes, además de con agencias para el cumplimiento de la ley, con el Gobierno y con la industria de las apuestas deportivas.

El PFA ha trabajado con las principales partes interesadas del mundo del fútbol, que incluyen: la Federación de Fútbol, la Premier League, la Football League, la Football Conference y la Federación de Entrenadores de Liga, en relación con disposiciones informativas pero también reevaluando la reglamentación existente.

Barker representa tanto a la PFA como a la Federación de Futbolistas Profesionales (PPF) en un organismo denominado Grupo de Apuestas Deportivas, que abarca a representantes clave de los organismos rectores de distintos deportes en el Reino Unido. Este organismo surgió del Informe del Panel para la Integridad de las Apuestas Deportivas, publicado en 2010, que fue encargado por el Gobierno de Reino Unido y presidido por Rick Parry, y que proporciona un liderazgo en el deporte y difunde las mejores prácticas en cuestiones relativas a las apuestas deportivas.

El PFA y el PPF también están representados en un comité, llamado Foro Tripartito, organismo que originariamente incluía a representantes del deporte, de la comisión de apuestas deportivas y de los operadores de apuestas, pero que se ha extendido para incluir a representantes de las agencias de cumplimiento de la ley, como la Asociación de Jefes de Policía (ACPO) y la Agencia Nacional contra el Delito (NCA). Este organismo debate y acuerda protocolos, marcos de trabajo e investigación en los ámbitos del arreglo de partidos y de la integridad en las apuestas deportivas, al mismo tiempo que realiza recomendaciones sobre cambios a la legislación por parte de los gobiernos del Reino Unido y de la UE.

Barker: "En los últimos años, a nivel colectivo es mucho lo que hemos conseguido. El objetivo es tratar de crear un entorno que dificulte al máximo en nuestro país las operaciones de quienes tratan de arreglar los partidos."

"Sin duda, quienes arreglan los partidos buscan aquí oportunidades, y el fútbol inglés no es inmune, pero debemos poner las cosas lo más difíciles posible a cualquier persona que intente corromper el fútbol o cualquier otro deporte."