Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro, el sindicato mundial de futbolistas, y su miembro rumano, AFAN, muestran su consternación por el bajo nivel de tratamiento de primeros auxilios que se administró a Patrick Ekeng, quien ha muerto mientras jugaba para el Dinamo de Bucarest.

Aunque aún es demasiado pronto para extraer conclusiones de este trágico accidente, pues la policía continúa investigando sus circunstancias, es evidente que algunos clubes rumanos han escatimado en equipamiento médico de forma habitual.

Después de que Henry Chinonso Ihelewere muriera en un partido de pretemporada, en el año 2012, AFAN solicitó a la Federación rumana que obligase a los clubes a mantener ambulancias perfectamente equipadas en todos los partidos oficiales y amistosos.

Hubiera costado tan solo 400 euros por club y por partido mantener equipamiento de vanguardia disponible, pero el plan no se aprobó, ha afirmado el presidente de AFAN, Emilian Hulubei.

En su lugar, se ha permitido que los clubes de las tres primeras divisiones tuvieran ambulancias dispuestas a la espera, con el mínimo equipamiento.

“Estamos esperando los resultados de la autopsia, pero es posible que Patrick Ekeng haya muerto por ahorrarse su club 400 euros,” afirma Hulubei. “Si es así, entonces es muy triste.”

Hulubei ha manifestado tener conocimiento de que Ekeng había sido sometido a los chequeos médicos exigibles en Bucarest durante el tiempo que jugó en Rumanía, pero había indicios de que los clubes no pertenecientes a la capital no lo estaban haciendo, y todo por ahorrarse dinero.

Más de una docena de clubes pertenecientes a las dos principales divisiones de Rumanía se encuentran actualmente en quiebra.

“Luchamos constantemente por mayores derechos para los futbolistas,” ha afirmado Hulubei. “Los futbolistas de Rumanía están muy lejos de recibir el trato que debe darse a cualquier trabajador.”

El Secretario General de FIFPro, Theo van Seggelen, ha añadido: “Nuestros pensamientos están con todos los afectados. Es sencillamente vergonzoso.”

“Cuando las autoridades completen la investigación, esperamos obtener respuestas sobre si esta tragedia podría haberse evitado.”

La Federación Rumana de Fútbol (FRF) ha aplazado todos los partidos previstos para este fin de semana, así como la final de la Copa Rumana, entre el Dinamo y el CFR Cluj, que debía disputarse el martes.