Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Al menos el 19 por ciento de las ligas del fútbol profesional no cuentan con un desfibrilador de restauración del ritmo cardíaco en cada partido, según la investigación realizada por el sindicato mundial de futbolistas, FIFPro.

Once de los 58 sindicatos miembros de FIFPro han manifestado que el dispositivo no es obligatorio en partidos disputados en sus países, o que las normas suelen pasarse por alto. Ocho sindicatos han manifestado que las autoridades no han podido proporcionar la información necesaria de manera inmediata.

A principios de este mes, el futbolista camerunés Patrick Ekeng sufrió un desmayo mientras jugaba para el Dinamo de Bucarest, y fue declarado muerto tras su trasladado al hospital. En Rumanía, no es obligatorio que los clubes proporcionen desfibrilador.

“Si no facilitan ese equipamiento, están poniendo la vida de los atletas en riesgo,” ha manifestado el médico jefe de FIFPro, Vincent Gouttebarge. “Es relativamente novedoso en algunos países, pero el fútbol debería tratar de introducirlo en todas partes, con carácter urgente.”

Gouttebarge ha afirmado que todos los clubes deberían tener también un médico cualificado para actuar en casos urgentes, y un plan de emergencia en cada lugar de entrenamiento y de competición.

El presidente del sindicato rumano de futbolistas, AFAN, Emilian Hulubei, ha afirmado que algunos clubes del país tienen un historial de escatimar en costes médicos. Más de una docena de equipos en las primeras dos divisiones se encuentran en quiebra. En Rumanía, cuesta 1.000 euros por hora alquilar una ambulancia totalmente equipada con un desfibrilador. Por lo general, un desfibrilador nuevo cuesta 1.000 euros.

De conformidad con los sindicatos miembros de FIFPro, un desfibrilador no es obligatorio en las ligas de Croacia, Ecuador, Guatemala, Malta, Namibia, Paraguay, Rumanía y Venezuela. En Chipre, es obligatorio en la primera división, pero no en la segunda. En Montenegro, los partidos de la liga inferior no cuentan con una ambulancia equipada.

En la liga de la India, los clubes ponen en riesgo la vida de los futbolistas al conseguir exenciones por parte de las autoridades, que les permiten disputar los partidos sin contar con el equipo médico obligatorio, según el sndicato indio de futbolistas, FPAI.

Se supone que los partidos de liga no pueden iniciarse a menos que exista una ambulancia totalmente equipada y preparada para actuar en caso de urgencia, pero en ocasiones los vehículos son poco más que un coche con una cruz roja pintada en un lateral, han afirmado directivos del FPAI.

Tras la muerte de Ekeng, la federación rumana de fútbol afirmó que iba a adquirir el dispositivo de restauración del ritmo cardíaco para que lo tuvieran todos los clubes, de conformidad con lo informado por los medios de comunicación. Las autoridades futbolísticas de Paraguay esperan que todos los clubes de primera división lo tengan listo para finales de año, ha manifestado el sindicato FAP pero, por el momento, solo tres de los 12 equipos paraguayos de primera división disponen del mismo.

El Secretario General de FIFPro, Theo van Seggelen, ha afirmado que desea ver el mismo estándar de primeros auxilios para todos los futbolistas profesionales. “Nos preocupa que algunas ligas no parezcan otorgar carácter prioritario al tratamiento médico,” ha afirmado Van Seggelen. “Es obvio que los jugadores de algunos países tienen menos oportunidades de sobrevivir a un paro cardíaco.”

Imagen de arriba: los aficionados del Dinamo Bucarest muestran una bandera de Patrick Ekeng en la final de la Copa de Rumania después de su muerte.

Foto de abajo: Patrick Ekeng representa Camerún en la Copa Mundial Sub-20 en 2009.