Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En la última entrada publicada en su blog -Mortalidad entre futbolistas profesionales debido a problemas cardiacos-, el Médico Jefe de FIFPro, Vincent Gouttebarge, explica las inquietudes de FIFPro acerca de la evaluación médica previa a la competición en el fútbol profesional.

Además, el Dr. Gouttebarge realiza recomendaciones sobre cómo mejorar la situación actual para beneficio de todos los futbolistas profesionales.

 

Puntos clave

  • De todos los sucesos trágicos (muerte súbita) acaecidos a atletas jóvenes (de todas las disciplinas deportivas) con edades comprendidas entre los 12 y los 35 años, la mayoría (más del 90%) se debe a causas relacionadas con la enfermedad coronaria (muerte súbita cardiaca).
  • De todas las muertes registradas mediante un estudio internacional llevado a cabo por FIFPro en los últimos 7 años, más del 25% guardan relación con una supuesta patología cardíaca, consecuencia de la participación directa en el fútbol en más del 50% de los casos para los futbolistas en activo.
  • Para prevenir la muerte súbita cardiaca, los organismos rectores del fútbol (FIFA, UEFA, AFC, etc.) han conferido carácter obligatorio a la evaluación médica previa a la competición en relación con la enfermedad cardiovascular, para las principales competiciones internacionales y continentales, pero tan solo la recomiendan para las restantes ligas.
  • FIFPro defiende la implementación y la aplicación de una evaluación médica estandarizada en relación con la salud cardiovascular antes de la competición y para todos los futbolistas de todos los continentes y países, conforme a los últimos indicios científicos.

 

En las últimas décadas, el fútbol profesional ha conocido un interés creciente, convirtiéndose en el deporte profesional más popular del mundo. En consecuencia, la vida de los futbolistas profesionales, tanto dentro como fuera del campo de juego, ha sido cada vez más examinada de manera exponencial en todos los medios sociales, prensa y canales de televisión, tanto durante la carrera futbolística como tras la retirada de la misma. Además de las numerosas noticias que elogian el rendimiento futbolístico, durante años se han publicado hechos bastante negativos que ocurren entre los futbolistas profesionales, y más especialmente los trágicos sucesos relacionados con problemas cardiacos.

Muertes relacionadas con problemas cardiovasculares en el mundo del deporte

La investigación muestra que la causa más común de muerte entre los atletas guarda relación con la enfermedad cardiovascular, conocida como muerte súbita cardiaca (MSC). Un estudio sobre la incidencia de eventos trágicos (muerte súbita) en atletas jóvenes (que participan en un programa deportivo organizado que exija el entrenamiento y la competición regulares) con edades de 12 a 35 años, indicó que más del 90% de las muertes se deben a la MSC (Corrado, 2003; Bille, 2006; Maron, 2009). Un estudio reciente realizado entre futbolistas universitarios y de educación secundaria de Norteamérica ha concluido que la causa más común para las 243 muertes ocurridas entre 1990 y 2010 fue la MSC (41,2%); (Boden, 2013). Aunque la MSC se ha registrado en casi todas las disciplinas deportivas, algunos autores han manifestado que ocurre con más frecuencia (30%) en el fútbol (Corrado, 2003; Maron, 2009).

El primer estudio mencionado concluyó también que la muerte súbita en atletas jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y los 35 años es de entre 6 a 36 muertes por cada 10.000 atletas al año, lo que supone una incidencia 2,8 veces superior que entre los no atletas (quienes no participan en un programa deportivo organizado); (Corrado, 2003; Maron, 2009; Borjesson, 2011).

Muertes en el fútbol profesional relacionadas con problemas cardiacos

No se han realizado suficientes estudios científicos de carácter descriptivo acerca de sucesos trágicos ocurridos en el fútbol profesional que guarden relación con la salud cardiovascular. En consecuencia, el Sindicato Mundial de Futbolistas, FIFPro (la voz de más de 65.000 futbolistas profesionales de todo el mundo), lleva realizando desde el año 2007 un estudio prospectivo de carácter observacional para supervisar la incidencia de hechos con resultados trágicos entre futbolistas profesionales (en activo o retirados recientemente). De todas las muertes registradas en los últimos 8 años, más del 25% fueron causadas por una supuesta patología cardiaca que guardaba relación con la participación directa en el fútbol en más del 50% de los casos para los futbolistas en activo (Gouttebarge, 2014). Las conclusiones de este estudio de FIFPro coinciden con el estudio de Belli y Vanacore (2007). Durante el periodo de estudio (37 años), los autores hallaron que la principal causa de las 350 muertes registradas fue la enfermedad, que en el 22% de los casos guardaba relación con problemas cardiovasculares (Belli, 2007).

Para prevenir las muertes relacionadas con la enfermedad coronaria (MSC) entre los futbolistas profesionales, las autoridades rectoras a nivel internacional, continental y nacional han implementado una evaluación médica (cardiovascular) previa a la competición.

Evaluación médica previa a la competición deportiva

Para prevenir la MSC en el deporte, (relacionada con la enfermedad cardiovascular) durante casi una década se lleva implementado una evaluación médica previa a la competición (PCMA) basada en las Recomendaciones de Lausana (Corrado, 2005). El protocolo de Lausana recurre a la anamnesis (historial médico informado), al examen físico, al análisis de sangre y al electrocardiograma (ECG) en reposo (Corrado, 2005; Bille, 2006). Durante muchos años, la PCMA que sigue el protocolo de Lausana ha sido ampliamente adoptada por muchas organizaciones deportivas, nacionales e internacionales. Sin embargo, la validez de este protocolo de examen cardiovascular ha sido también cuestionada de forma reiterada, y especialmente el valor predictivo del electrocardiograma en reposo (Consejo Neerlandés de Salud, 2006; Inklaar, 2007; Elston, 2009; La Gerche, 2010). En consecuencia, se ha ampliado el número de exámenes cardiovasculares realizados por medio de ecocardiografía y/o electrocardiograma de esfuerzo para los profesionales; es decir, para los atletas de élite, siendo indiscutible el valor de la ecocardiografía para el diagnóstico del riesgo cardíaco (Thunenkotter, 2010).

La evaluación médica previa a la competición en el fútbol profesional

Durante casi una década, la FIFA ha introducido en todas las competiciones internacionales (masculinas, femeninas y juveniles) una PCMA obligatoria para detectar factores de riesgo para la salud de los futbolistas respecto a lesiones y MSC. La parte relativa a la enfermedad cardiovascular de la evaluación médica que realiza la FIFA previamente a la competición se basa en gran medida en el protocolo de Lausana, reemplazando el electrocardiograma en reposo por el electrocardiograma de esfuerzo, y añadiendo el ecocardiograma (Dvorak, 2009). En competiciones continentales, las autoridades futbolísticas han implementado una PCMA similar en relación con la enfermedad cardiovascular, que debe completarse antes del comienzo de la competición y que debe renovarse cada año. En Europa, esta PCMA es obligatoria para algunas competiciones, como la Liga de Campeones de la UEFA o la Europa League, así como para campeonatos europeos (masculinos, femeninos y juveniles), pero tan solo se recomienda para otras competiciones de ámbito nacional.

Por qué autoridades futbolísticas como la FIFA y la UEFA establecen una diferencia entre futbolistas profesionales dentro del mismo equipo o competición por lo que respecta al estatus y a la calidad de sus PCMA en relación con la enfermedad cardiovascular sigue siendo un misterio, y parece difícil de justificar.

Principales inquietudes y recomendaciones de FIFPro

FIFPro –voz de más de 65.000 futbolistas profesionales de todo el mundo– recalca que los futbolistas profesionales, al ser trabajadores; es decir, empleados a los ojos de la ley, deben disfrutar de los mismos derechos que cualquier otro trabajador, y especialmente respecto a la seguridad y la salud. En consecuencia, los organismos rectores del fútbol profesional (FIFA, UEFA, AFC, etc.) no deberían considerar únicamente la necesidad de la PCMA relacionada con la enfermedad cardiovascular para futbolistas que participan en las competiciones internacionales o continentales de mayor nivel, sino para todos los futbolistas profesionales que participan en cualquier competición profesional de ámbito nacional, con independencia del continente o del país.

Como resultado de lo anteriormente expuesto, FIFPro, que defiende la igualdad de todos los futbolistas profesionales del mundo, desea realizar las siguientes recomendaciones:

  1. Debe estandarizarse el protocolo de la PCMA relacionado con la enfermedad cardiovascular en el fútbol profesional a lo largo de los continentes y los países, de conformidad con las últimas conclusiones científicas. Dado que FIFPro defiende la igualdad de todos los futbolistas profesionales en todos los países y continentes, cuesta explicar a nuestros jugadores –todos ellos empleados de la misma categoría laboral– por qué tienen que ser evaluados de manera diferente en un mismo club (jugadores internacionales frente a jugadores no internacionales), o de un club (empleador) a otro.
  2. Los organismos rectores nacionales e internacionales deberían conferir carácter obligatorio a la PCMA en todos los niveles profesionales, con independencia de los continentes o de los países. Además, la evaluación cardíaca basada en un detallado historial personal y familiar, junto con un exhaustivo chequeo físico, debería ser obligatoria para todos los jugadores juveniles de cualquier academia de fútbol, a partir de los 12-14 años.
  3. Debe garantizarse el carácter obligatorio de la PCMA para todos los futbolistas profesionales (incluyendo a los juveniles), como se ha defendido anteriormente. Por lo tanto, los comités de evaluación deberían visitar los centros de trabajo con el fin de controlar y de supervisar la aplicación y la calidad de la evaluación preventiva de la enfermedad cardíaca en los clubes profesionales, entre otras cuestiones. Los organismos rectores del fútbol profesional (FIFA, UEFA, AFC, etc.) deben desarrollar e implementar un sistema de sanciones potenciales, aplicable cuando un club profesional ponga en riesgo la salud y la seguridad de sus empleados; es decir, de los futbolistas profesionales.

Dr. Vincent Gouttebarge
Antiguo futbolista profesional
Médico Jefe del Sindicato mundial de futbolistas, FIFPro
+31621547499
v.gouttebarge@fifpro.org