Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Michael Lahoud y Kei Kamara reciben el Premio al Mérito 2015 de FIFPro. Los dos jugadores de la Major League Soccer han ganado este reconocimiento especial y un cheque por valor de 25.000 dólares, por su participación en el proyecto Escuelas para Salone, que construye escuelas en Sierra Leona.

Lahoud y Kamara son futbolistas de la selección nacional de Sierra Leona, país del África occidental que en las últimas décadas se ha visto sacudido por una guerra civil e incluso por la reciente crisis del ébola. La esperanza media de vida es de tan solo 57,8 años...

Lahoud escapó de Sierra Leona cuando tenía seis años. Viajó solo, después de que su familia le comprase los billetes de avión. Kamara dejó Sierra Leona a los 16 años, junto con su familia y mediante un programa para refugiados. Ambos están jugando en la American Major League Soccer (MLS). Lahoud (29) es centrocampista del Philadelphia Union. Kamara (31) es delantero centro del Columbus Crew.

En el año 2010, comenzaron su trabajo benéfico en Escuelas para Salone. Finalmente, esto les llevó a financiar la creación de su propia escuela, cerca de Freetown: la Escuela de Enseñanza Primaria para Todos, Kei Kamara y Michael Lahoud. El 7 de septiembre de 2015 comenzaron las clases, en las que cinco profesores dieron la bienvenida a 50 estudiantes. Esperan tener más de 100 estudiantes en un plazo relativamente corto. La escuela se asienta en una zona con poca o ninguna urbanización, donde las personas se establecieron huyendo de la masacre que la guerra civil. Esta nueva escuela de enseñanza primaria ha facilitado educación a muchos niños pequeños, ya que no tienen que andar grandes distancias para ir hasta otro centro educativo. La escuela está teniendo un impacto tremendo sobre la comunidad.

“En un momento en que muchas personas –especialmente en Europa– debaten qué tratamiento dar a los refugiados, la historia de Kei y, especialmente, de Michael sitúa ese debate en una perspectiva totalmente diferente. FIFPro, como representante de todos los futbolistas profesionales del mundo, no puede más que aplaudir los esfuerzos de estos dos hombres. Esperamos que continúen con su trabajo ejemplar con las Escuelas para Salone y que contribuyan a mejorar las perspectivas futuras de muchos niños pequeños en su país de origen.”