Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Antes de los partidos de la Copa Mundial que van a disputarse este fin de semana en Fortaleza y Manaos, FIFPro muestra preocupación por el hecho de que los jugadores no están recibiendo protección suficiente, pues continúa haciéndose oídos sordos a sus peticiones de ayuda.

FIFPro, el sindicato mundial de futbolistas, es consciente de las previsiones meteorológicas para el encuentro del próximo sábado entre Alemania y Ghana, que se disputará en Fortaleza, y de las tórridas condiciones climáticas que se esperan para el domingo, cuando Portugal se enfrente a Estados Unidos en Manaos.

El calor y la humedad en el norte de Brasil están resultando un reto para los jugadores que, según ellos mismos admiten, sufren claramente en esas condiciones.

Incluso frente a las evidencias crecientes y a las opiniones bien fundadas de los futbolistas, FIFPro observa que la FIFA se muestra reacia a reaccionar. ¿Qué hará falta para que las opiniones y la salud de los jugadores se tomen en serio?

La WGBT (Temperatura húmeda y de esfera negra) es el estándar con que la FIFA evalúa si deben introducirse pausas para refrescarse, y si el entorno es lo suficientemente seguro para que continúe el juego.
Según la investigación médica de que se dispone destinada a proporcionar la protección máxima a los atletas de élite, la política de la FIFA sobre el calor es tema de preocupación. La FIFA declara que la WBGT debe alcanzar los 32 grados centígrados antes de introducir pausas para hidratación.

El Médico Jefe de FIFPro, el doctor Vincent Gouttebarge, ha manifestado: "Para el partido del sábado entre Alemania y Ghana disputado en Fortaleza (16:00h hora local), las expectativas (según la Organización Meteorológica Mundial) son que habrá una temperatura de 29 grados centígrados (con una sensación térmica de 33 grados) y con un nivel de humedad del 70% o superior, lo que da lugar a una WBGT de casi 31 grados."England-Cramps

"Al día siguiente, durante el partido entre Estados Unidos y Portugal, disputado en Manaos (a las 19:00h, hora local), se espera alcanzar una temperatura en torno a los 29 grados centígrados y una humedad superior al 80%, lo que resulta en una WBGT de casi 32 grados."

El doctor Gouttebarge señala a las directrices científicas del reconocido Colegio Americano de Medicina Deportiva, que recomienda interrumpir la continuidad de toda competición o actividad deportiva cuando la WGBT alcance los 28 grados centígrados.

La Copa Mundial es la cumbre del fútbol internacional. Debería ser lo que marcara el estándar y promoviera únicamente las mejores prácticas médicas para garantizar en todo momento la protección de que quienes se esfuerzan en el campo de juego. La FIFA puede hacer mucho más para demostrar al mundo que respeta la salud y la seguridad de los jugadores.

Más aún, el doctor Gouttebarge insiste en que "la introducción de una pausa de 3 o 4 minutos para refrescarse en los minutos 30 y 75 de un partido no parece la mejor solución para una rehidratación adecuada."
"La ciencia del deporte muestra que la cantidad de líquido que un atleta puede ingerir y digerir durante la práctica del ejercicio es de hasta 200-250ml cada 15 minutos."

"En consecuencia, la estrategia óptima de rehidratación podría basarse en dos breves pausas para refrescarse cada 15 minutos durante cada mitad del partido, en lugar de en una única pausa de cuatro minutos durante cada mitad."

Diversas declaraciones (véase la tabla de la página siguiente) realizadas por los futbolistas y el personal entrenador tras el partido entre Italia e Inglaterra disputado en Manaos el 14 de junio reflejan claramente la situación. Cuestiones similares han sido planteadas en Natal, después de que Estados Unidos se enfrentara a Ghana el pasado lunes 16 de junio.

Claudio Marchisio (centrocampista, Italia y Juventus)
"A veces parecía que estaba sufriendo alucinaciones debido al calor."

Claudio Prandelli (entrenador de la selección de Italia)
"Era ridículo no tener pausas para refrescarse. Tuvimos que bajar el ritmo para recobrar el aliento. Fue imposible mantener el nivel de intensidad. Afortunadamente, el árbitro fue suficientemente consciente como para realizar pequeñas pausas cada cierto tiempo, pero es sencillamente absurdo."

Mario Balotelli (delantero centro, Italia y AC Milán)
"En Manaos las condiciones climáticas son extremas. Hacía demasiado calor. También hace calor en otros lugares, pero no como aquí. Si fuera así en cualquier otro lugar, tendrían que solicitarse tiempos muertos en todos los partidos. Aquí [en Manaos], la situación es verdaderamente difícil."

Roy Hodgson (entrenador de la selección de Inglaterra)
"Bastantes de nuestros jugadores sufrieron calambres. Es algo que tenemos que examinar, pues tiene que ver con la hidratación. Las condiciones aquí en Manaos van a ser difíciles, pues va a haber calor y humedad: todos los equipos europeos van a pasarlo mal."