Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La jugadora de la selección nacional francesa de fútbol femenino, Eugenie Le Sommer, se ha unido a la campaña de FIFPro para aumentar la concienciación sobre la conmoción cerebral en la Copa Mundial Femenina que va a disputarse en Francia.

Le Sommer, que juega para el Olympique de Lyon, se une al guardameta del Arsenal, Petr Cech, para grabar un mensaje destinado a sus colegas de profesión, con el fin de promover un vídeo educativo acerca de los peligros derivados de una lesión en la cabeza.

FIFPro y sus sindicatos nacionales de futbolistas afiliados organizan reuniones con cada una de las 24 selecciones nacionales antes de la Copa Mundial Femenina de la Copa Mundial (entre el 7 de junio y el 7 de julio) para informar a las futbolistas sobre la conmoción cerebral, utilizando un vídeo realizado por FIFPro.

Si bien ocurren menos conmociones cerebrales en el fútbol que en el rugby, por ejemplo, los futbolistas deben conocer los síntomas para alentar al personal médico de forma inmediata, ha afirmado Le Sommer. Si un jugador que ha sufrido una conmoción cerebral se mantiene en el campo de juego, se arriesga a sufrir el “síndrome del segundo impacto”, que puede dar lugar a daño cerebral y a la muerte.

“He visto a jugadores que han sufrido una conmoción cerebral y que piden continuar sobre el campo de juego”, afirma la jugadora de 29 años Le Sommer, que ha jugado más de 150 veces para Francia. “Algo así nunca debe permitirse.”

La investigación médica demuestra que las mujeres futbolistas tienen mayor riesgo de sufrir una conmoción cerebral que los hombres, aunque existen menos casos de renombre registrados, ya que se televisan menos partidos de fútbol femenino.

FIFPro está acelerando su campaña tras una serie de casos mal gestionados de jugadores que sufrieron una posible conmoción cerebral. Fabian Schaer siguió jugando para Suiza en un partido clasificatorio para la Eurocopa de la UEFA 2020, incluso tras haber perdido el conocimiento debido al choque de cabeza.(Mira la foto.)

Además, en marzo, el guardameta del Olympique de Lyon, Anthony Lopes, perdió el conocimiento en un partido de la Liga de Campeones contra el Barcelona, pero se le permitió jugar durante diez minutos. David Ospina chocó contra un oponente en un partido de la Serie A para el Nápoles, pero permaneció sobre el campo de juego hasta perder el conocimiento 30 minutos más tarde.

Schar clash 650

En las dos últimas Copas Mundiales del fútbol masculino, Christian Kramer (de Alemania), Álvaro Pereira (de Uruguay) y Nordin Amrabat (de Marruecos) continuaron jugando tras haber sufido una posible conmoción cerebral.

FIFPro insta a que se adopten nuevas medidas para mejorar el protocolo a seguir en casos de conmoción cerebral en el fútbol; por ejemplo, estableciendo la obligación de que un médico independiente evalúe si el jugador afectado está en condiciones de volver al campo de juego.

El sindicato mundial de futbolistas también pide que los profesionales médicos dispongan de al menos 10 minutos para evaluar el alcance de una lesión a un jugador que podría haber sufrido una conmoción cerebral, y explorar la posibilidad de que sea sustituido durante ese periodo.

Crédito fotografía: VI Images