Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El centrocampista de Dinamarca, Lasse Schöne, afirmó haberse quedado sin energía la temporada pasada, después de tener únicamente 10 días libres entre la Copa Mundial de la FIFA 2018 y los partidos clasificatorios para la Liga de Campeones de la UEFA, con el Ajax.

 

El futbolista de 33 años ha hablado con el sindicato danés Spillerforeningen –miembro de FIFPRO– acerca de lo que supone tener que afrontar la creciente carga de trabajo del calendario de partidos actual.

El informe de FIFPRO, ‘At The Limit’ (Al límite), ha concluido que algunos futbolistas han jugado en casi 80 partidos y han recorrido más de 110.000 kilómetros en los últimos 12 meses.

Schöne recientemente se ha unido al Génova, que inicia su campaña de la Serie A frente al AS Roma, el 25 de agosto.

¿Cómo fue la última temporada con el Ajax?

Fue una gran temporada. Obtuvimos muy buenos resultados, aunque no llegásemos a la final de la Liga de Campeones. Lo disfruté, pero físicamente me sentía cansado al final de la temporada. Durante el último mes me sentía realmente agotado. Sentía que mi cuerpo no podía más. Volví de la Copa Mundial y tuve solamente diez días de vacaciones, y justo después tuvimos que iniciar los partidos clasificatorios para la Liga de Campeones, por lo que fue duro e intenso. Mi cuerpo nunca se recuperó.

¿Cómo sentiste que tu cuerpo estaba agotado?

Notaba que tras 65 minutos de partido, estaba casi sin reservas. En aquel momento, me quedé sin energía.

¿Cómo fue la experiencia de tener solo 10 días de descanso después de la Copa Mundial?

No es suficiente. Se debe tener un mínimo de tres semanas de vacaciones en verano. Simplemente, tienes que relajarte a nivel corporal y mental. Pero no pudo hacerse mucho más, porque teníamos un partido de clasificación para la Liga de Campeones justo a la vuelta de la esquina. Debes volver y quieres hacerlo, porque quieres contribuir a que el equipo se califique para la Liga de Campeones. Pero, por supuesto, no es lo ideal.

¿Debería haber un mes de descanso obligatorio?

Va a ser difícil de organizarlo pero, en un mundo ideal, todos los jugadores deberían poder disfrutar de cuatro semanas de descanso al finalizar la temporada. Esa es la situación ideal, pero es difícil de planificar.

¿Debería haber un límite máximo de partidos por jugador?

Eso también es difícil de conseguir. Por ejemplo, si dices que a Lionel Messi le permitan jugar únicamente 45 partidos al año, qué pasa si ya los ha alcanzado --o si le queda un partido para el límite- y todavía queda un mes para acabar la temporada. Sería difícil decidir qué partidos debes priorizar, especialmente porque los grandes partidos llegan hacia el final de la temporada. Por lo tanto, sería un enorme rompecabezas para los clubes.

¿La presión mental es mayor en el fútbol que la presión física?

Es algo muy personal. En particular, yo no tengo tanto problema con la presión. Me gusta jugar grandes partidos ante un gran número de espectadores. Creo que eso me da cierta energía. Para otros jugadores, quizá sea al revés y eso pueda causarles cierto estrés. Así que es una cuestión muy particular, que difiere de un jugador a otro, cómo responder ante tantos partidos importantes en un año.

Abajo: Schöne se enfrenta a Son Heung-min del Tottenham en las semifinales de la Champions League en mayo. Entre ellos, los dos futbolistas jugaron 140 partidos en los últimos 12 meses. (Fotos: VI Images)schone son 2 650