Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En opinión de FIFPro, más de sesenta futbolistas profesionales de Zimbabue han sido duramente sancionados por la Federación Zimbabuense de Fútbol (ZIFA) sin un juicio justo (véase recuadro inferior). Estos jugadores llevan casi dos años esperando que la justicia prevalezca.

El Secretario General de FIFPro División África, Stéphane Burchkalter, ha escrito a la FIFA en diversas ocasiones: 1) para conocer la posición de la FIFA en este grave asunto, y 2) para solicitar a la FIFA que aconseje de manera urgente a la ZIFA 'reconsiderar y dejar sin efecto la suspensión de los jugadores'. Pero, hasta la fecha, ni él ni FIFPro han recibido respuesta oficial por parte de la FIFA.

La semana pasada, Burchkalter volvió a escribir a la FIFA, reiterando sus peticiones anteriores.

"Quisiéramos saber la posición actual de la Comisión Disciplinaria de la FIFA sobre este asunto tan delicado relativo a la suspensión de los jugadores mencionados en nuestra última correspondencia (Guthrie Zhokinyu, Edmore Sibanda, Tapiwa Mangezi y Danisa Phiri)."

"Para FIFPro División África, la situación es inaceptable."

"Como se menciona en nuestra carta del 15 de julio de 2013, quisiéramos solicitar a la FIFA que confirme que las sanciones son ilegales y que los futbolistas acusados son libres para hallar un nuevo club."

Estos jugadores acusados son víctimas del comportamiento de la Zifa y necesitan desesperadamente la ayuda de la FIFA. Son jugadores inocentes que han perdido su empleo, lo cual no solo ha perjudicado a su vida personal, sino también a la de su familia y parientes, como revela el antiguo capitán de la selección, Guthrie Zhokinyu en una entrevista concedida en vídeo.

Haga clic aquí para leer Suspensióin permanente: la tragedia del Guthrie Zhokinyi

Guthrie-Burch-640

 

La historia del caso Asiagate

En marzo de 2012, la asociación de fútbol de Zimbabue (ZIFA) suspendió, expulsó o multó a más de sesenta jugadores de fútbol profesionales de Zimbabue por estar supuestamente involucrados en el escándalo Asiagate. En 2007 y 2009, la selección de Zimbabue organizó tours de Asia, donde se jugaron partidos amañados. Como resultado, la ZIFA sentenció a 98 jugadores, administradores y oficiales.

La Asociación de Futbolistas Profesionales de Zimbabue (FUZ) y FIFPro División África concluyeron que la ZIFA no cumplió con las provisiones del Código Disciplinario de la FIFA (artículos 136 y 137), la constitución de la ZIFA, y las Normas y Reglamentos de la ZIFA. Entre otras objeciones, los jugadores no fueron citados adecuadamente, los jugadores no fueron acusados adecuadamente, los jugadores no fueron acusados formalmente, algunos jugadores ni siquiera viajaron o jugaron con la selección cuando tuvieron lugar los partidos amañados. La apelación era casi incosteable, porque la ZIFA demandaba una tarifa de apelación de 6.000 USD, mientras que el salario medio en la Primera División de Zimbabue está entre los 150 USD y los 400 USD al mes. (Leer más en el informe completo de la FUZ.)