Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El fútbol y la Copa Mundial de Fútbol Calle tienen el poder de cambiar las vidas de las personas sin hogar.

Juliet Auma, de 26 años, fue miembro del equipo ganador de Kenia en la Copa Mundial de Fútbol Calle 2011. Su pasión por el fútbol le está ayudando a cambiar el futuro de su familia, así como el suyo propio.

El padre de Juliet murió cuando solo tenía 10, y ella y sus cinco hermanos fueron separados y se fueron a vivir con parientes cerca de Nairobi. Sus parientes tenían dificultades para enviarlos a la escuela, pero la pasión de Juliet por el fútbol le consiguió una beca parcial para un internado. Se graduó en 2007, pero explicó: "No había dinero para ir a la universidad, así que llegué a Nairobi y luché por encontrar un trabajo".

En 2009 encontró trabajo en una tienda, pero la distancia desde la casa de su prima resultó en que se viera obligada a dormir en un colchón en la parte trasera de la tienda. La tienda pronto cerró y se trasladó de nuevo con su prima, donde jugaba al fútbol regularmente con otras chicas de su barrio.

Defensa entusiasta, fue invitada a las pruebas para la plantilla de Kenia de la Copa Mundial de Fútbol Calle 2011. "Entrenamos durante siete meses y luego nos fuimos a Francia para competir con otros países", describió. "El torneo duró dos semanas. Cada país envía un equipo masculino y otro femenino. ¡El año en el que participé Kenia ganó el torneo femenino!

Durante el período previo a la Copa Mundial de Fútbol Calle 2011 en París, Juliet jugó en un torneo de fútbol en Dandora, Kenia, donde descubrió Alive & Kicking, una empresa social que produce balones deportivos cosidos a mano de alta calidad. Se acercó a la organización y le ofrecieron un trabajo como cosedora.

"Me encanta Alive & Kicking. Me ha ayudado a ser lo que soy y me ha ayudado a mantener a mis hermanos para que terminen la escuela", dijo Juliet. "Me gustaría ver a mi familia en una mejor posición y que no tengan que pasar por lo que yo he pasado. Cuando consiga mi certificado en gestión empresarial, quiero empezar mi propio negocio".

El ingreso mensual regular del salario de Juliet paga la educación de sus hermanos más jóvenes y ayuda a apoyar a dos hermanos mayores que están buscando trabajo.

Además de sus planes de educación superior y de su propio negocio, Juliet sueña con regresar a la Copa Mundial de Fútbol Calle. "Solo se puede participar en la Copa Mundial de Fútbol Calle una vez, pero espero ir de nuevo como entrenadora o responsable de equipo."

"Juliet es una joven ambiciosa y con talento. No tenemos ninguna duda de que si ella fuera a estar involucrada con el equipo de Kenia en el futuro, sería una fuerza a tener en cuenta", dijo un amigo de Alive & Kicking.

HWC Juliet 640