Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La UEFA –durante el congreso celebrado la semana pasada en Kazajistán– ha anunciado su resolución para luchar contra el arreglo de partidos (El fútbol europeo se une por la integridad del deporte). FIFPro División Europa apoya la campaña de la UEFA que pretende abordar esta grave amenaza para el fútbol, pero el sindicato de futbolistas alberga ciertas inquietudes de base respecto a la resolución de la UEFA.

FIFPro condena cada tentativa de influir de manera ilícita en el desarrollo de un partido de fútbol, y se une a la UEFA al manifestar que el arreglo de partidos ha alcanzado niveles intolerables. Para proteger la integridad del deporte del fútbol, se precisa la colaboración de todas las partes interesadas. Dado que el arreglo de partidos es una forma de delincuencia organizada, el fraude deportivo debería reconocerse como un delito en la legislación nacional.

A pesar de que FIFPro secunda las motivaciones para la resolución de la UEFA, existen serias inquietudes que FIFPro División Europa debe afrontar, pues son de importancia fundamental tanto para los derechos de los jugadores como para la lucha contra el arreglo de partidos.

Mientras se redactaba la resolución, FIFPro informó a la UEFA y al resto de partes interesadas acerca de las inquietudes anteriormente mencionadas que, desafortunadamente, no se han tenido en cuenta en la resolución final.

Durante su reunión del miércoles 2 de abril, el comité ejecutivo de FIFPro División Europa ha lamentado esta omisión y, por consiguiente, desea reiterar sus principales inquietudes.

Sanciones proporcionales en lugar de tolerancia cero
FIFPro defiende una estricta gestión individual de casos, en lugar de una política de tolerancia cero. Cada caso tiene sus propias circunstancias. Hay mucha diferencia entre que un individuo (directivo, árbitro, entrenador, jugador, etc.) se vea forzado al arreglo de partidos por la acción de terceros, o por su propia elección. La única tolerancia cero que FIFPro defiende es la tolerancia cero hacia el arreglo de partidos.

Garantizar un mecanismo de denuncia y la obligación de denunciar
FIFPro manifiesta que los individuos (directivos, árbitros, entrenadores, futbolistas, etc.) solo pueden ser obligados a informar de forma inmediata al organizador de la competición si se les ha propuesto un arreglo de partidos, siempre que exista un sistema seguro de recogida de información que permita denunciar (si es necesario, de manera anónima) incidentes relativos a un arreglo de partidos o a su intento.

Buena gobernanza
FIFPro desea que las federaciones miembro de la UEFA garanticen mediante sus propios reglamentos:

  • El respeto a los contratos entre clubes y futbolistas, pues el impago y otros incumplimientos del contrato (discriminación, entrenamiento por separado, etc.) incrementan la vulnerabilidad de los futbolistas.
  • Estándares de buena gobernanza que incluyan transparencia, responsabilidad, observancia de los derechos fundamentales, etc., en la industria del fútbol, para fortalecerla frente al abuso por parte de terceros.

Tony Higgins, miembro del comité ejecutivo de FIFPro División Europa y portavoz de FIFPro en materia de arreglo de partidos: "Mantenemos una relación muy positiva con la UEFA en nuestra campaña Don't Fix It y tenemos muchas inquietudes en común. También trabajamos con la UEFA (así como con los clubes y las ligas) en el grupo de trabajo en materia de integridad que ha establecido el Consejo Estratégico del Fútbol Profesional, en un esfuerzo por presentar una estrategia coherente para abordar el problema del arreglo de partidos."

"Pero tenemos pruebas concluyentes de que con mucha frecuencia los jugadores son las víctimas del arreglo de partidos. Por lo tanto, el enfoque ampliamente general no es siempre adecuado o productivo."

"Igualmente, pensamos que la información y la capacitación deben estar al alcance de todo grupo interesado del ámbito del fútbol; es muy poco frecuente que el arreglo de partidos sea instigado por los propios futbolistas."