Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Jannike Lindahl, de Suecia, ha recibido el primero de los Premios FIFPro al Juego Limpio que se van a entregar durante los ocho días de la Copa Mundial de Fútbol Calle 2015. El premio, que se entrega para ensalzar el espíritu deportivo excepcional, lo entregó sobre el campo de juego el representante de FIFPro, Fernando Revilla, ante grandes aclamaciones recibidas en el Museum Square de Ámsterdam.

Durante cada jornada de la Copa Mundial de Fútbol Calle, los árbitros decidirán cuál es el futbolista destacado para recibir el premio FIFPro durante la duración del torneo. Los ganadores pasarán a ser miembros del 8 Mundial del Juego Limpio, que recibirán un homenaje oficial el último día del torneo.

El sábado 12 de septiembre, Jannike, jugadora de Gotemburgo, fue escogida por su impecable conducta durante el partido inaugural que disputaron Suecia y Bélgica. La ariete chocó con su oponente pero, en lugar de aprovechar la ocasión para verse cara a cara con la guardameta, una solícita Jannike detuvo su juego para socorrer a la jugadora belga que estaba a sus pies.

Jannike afirmó que se sentía abrumada por recibir el premio, e incluso algo sorprendida.

“Estaba muy nerviosa, pero esto es un aliciente,” dijo. “No esperaba recibir este premio, ya que mi juego es algo brusco, así que ha sido toda una sorpresa. Temía que mi oponente se golpeara la cabeza contra la barrera, así que pensé: ‘Oh no, tengo que ayudarla porque este sigue siendo un partido amistoso, como ya sabemos.”

Finalmente, Suecia ganó el partido, 3-2. La ariete Jannike tan solo lleva dos meses jugando para su equipo, el Gatens Lag. Como muchos futbolistas callejeros que participan en el torneo, ha superado la falta de techo y la drogadicción, para representar a su país en un escenario internacional.

Afirma que representar a su país en Ámsterdam es una experiencia increíble, y que sus compañeras de equipo han sido un gran apoyo para ella, tanto en los Países Bajos como una vez de regreso a su hogar.

“Somos más que un equipo: nos hemos convertido en buenas amigas y nos ayudamos mutuamente. Estoy en un buen lugar. El ambiente aquí es mejor de lo que hubiera podido esperar. Estábamos muy nerviosas, pero es muy divertido. Todo el mundo se muestra amistoso y feliz.”

Para ilustrar durante este evento la importancia de la solidaridad, FIFPro y la Copa Mundial de Fútbol Calle expresan su homenaje tanto a los ganadores como a sus compañeros de equipo; todos ellos recibirán obsequios especiales, al igual que han recibido Jannike y sus compañeras.