Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El futbolista turco Umut Nayir estudia la licenciatura de Derecho, e ingenió su traspaso al Besiktas gracias a su propia investigación jurídica.

El ariete de 25 años espera que su historia – que forma parte de la campaña “Mind the Gap’’ (Cuidado con la Brecha) - anime a otros jugadores a iniciar estudios con tal de prepararse para una segunda carrera después del fútbol.

El club de la ciudad de Ankara, el Osmanlispor, impidió la transferencia de Nayir a clubes de la Superliga turca, incluso después de ser relegado a segunda división al final de la temporada.

“El precio que pedían por mí era muy superior al del mercado,” ha afirmado Nayir.

Pero el estudiante de la Universidad de Ankara revisó la jurisprudencia en casos similares y consultó con abogados especializados en deporte, y descubrió que había una salida para su situación.

Dado que habían transcurrido tres años de su contrato, ya no se encontraba en que las reglas FIFA llama el “periodo protegido.” Entonces podía poner fin a su contrato con el Osmanlispor sin riesgo de recibir una sanción disciplinaria.

El Besiktas y otros clubes de la Superliga deseaban ficharle si podían llegar a un acuerdo con el Osmanlispor, o bien esperar a que un tribunal de arbitraje decidiera la cuantía de la indemnización.

Basándose en esa información, Nayir anunció a través de los medios sociales el pasado mes de julio que dejaba el Osmanlispor.

“Por supuesto, sabía que asumía un riesgo,” reconoce Nayir. “Si ningún club estaba dispuesto a asumir el riesgo sobre esta situación extraordinaria de transferencia, probablemente me quedaría fuera de juego.”

Pero le satisfizo tener cierto control sobre su destino.

Antes de la presentación de su caso ante el panel de arbitraje de la federación turca, el Besiktas y el Osmanlispor acordaron una cuantía por transferencia de 300.000 euros: bastante inferior a la que el Osmanlispor exigía inicialmente.

La decisión del estudiante de Derecho consiguió los resultados esperados. umut beskitas 250

Esta temporada, Nayir juega en la Superliga turca y está volviendo a marcar: lleva ya cuatro goles en 11 partidos desde que fue cedido en calidad de préstamo por el Besiktas al Bursaspor.

Una consecuencia de la decisión de Nayir de dejar el Osmanlispor es que está más lejos de la Universidad de Ankara. El Bursaspor tiene su sede a una distancia de 200 millas, y Nayir casi nunca puede asistir a las clases debido a su programa de entrenamiento y de partidos.

“Dificulta las cosas porque debo estudiar por mi cuenta,” ha afirmado Nayir.

Pero no se arrepiente de su decisión de insistir en sus libros de Derecho, con vistas a convertirse en abogado especializado en litigios deportivos cuando finalice su carrera como futbolista.

“Estudiar me hace más consciente de lo que ocurre en la vida lejos del campo de juego,” ha asegurado Nayir.

Suele animar a sus compañeros de equipo para que exploren otras carreras fuera del mundo del fútbol.

“Cuando me dicen que se arrepienten de haber abandonado los estudios, les respondo que nunca es tarde para volver a empezar.”

Foto de arriba: Umut Nayir saluda al entrenador de Besiktas, Senol Gunes, en septiembre pasado, poco después de ser prestado al Bursaspor; Fue un sustituto no utilizado en el partido entre los equipos. Crédito: VI Images.

Foto de abajo: Umut Nayir en una conferencia de prensa despues de firmar con el Besiktas en agosto. Crédito: VI Images