Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 770
El FC Banik Most 1909 captó la atención de la prensa esta primavera, al anunciar que iba a someter a sus jugadores a las pruebas del detector de mentiras, pues la directiva del club checo sospechaba que sus propios jugadores habían participado en un arreglo de partidos. Pero aunque los futbolistas han “demostrado” su inocencia e incluso han puesto fin a su racha de pérdidas (de doce partidos), la directiva del club ha incumplido por completo una de sus principales obligaciones.

A finales de abril, tras sufrir nueve derrotas seguidas y con el club a punto del descenso, la mayoría de directivos del Banik Most estaban convencidos de que (algunos de) sus futbolistas habían participado en arreglo de partidos. El club llegó a contratar a un detective para interrogar a los futbolistas. Tanto FIFPro como el Sindicato checo de futbolistas profesionales (CAFH) recomendó a los jugadores que no cooperasen en esa violación de sus derechos.

FIFPro también hizo referencia al impago de los salarios de marzo, e instó al Banik Most a pagar a sus futbolistas las cantidades debidas.

Sin embargo, el lunes 11 de mayo, los futbolistas cooperaron con la ridícula exigencia de la directiva del Banik Most. Cinco de ellos fueron sometidos a una prueba en el detector de mentiras. Según el club, estos futbolistas seguramente habían participado en el arreglo de partidos. Los otros futbolistas iban a ser interrogados, dependiendo del resultado de la investigación sobre sus compañeros de equipo.

Tres días después, el propietario del club, Anton Stehlik, comunicó que todos los resultados de las pruebas habían sido negativos, lo que significa que el club “asumía” que ningún jugador había participado en un arreglo de partidos o estaba planificando manipularlos en el futuro próximo.

Parece ser que estas “buenas noticias” no fueron razón suficiente para que el club pagase a sus futbolistas. Todavía no han recibido sus salarios de marzo, y mucho menos los de abril y mayo. Stehlik incluso rompió su promesa de pagar a los futbolistas si ganaban el partido del 17 de mayo contra el MFK Frýdek-Místek. De hecho, el Banik venció al Frýdek-Místek (3-2), e incluso ganó también el partido siguiente, ante el 1. SC Znojmo FK (0-2) el 24 de mayo. Sin embargo, los jugadores continúan esperando lo que por derecho les pertenece: sus salarios.

Por esa razón, FIFPro desea recordar al Sr. Stehlik y al Banik Most que es un hecho que los futbolistas son más vulnerables a las ofertas de quienes arreglan los partidos cuando no reciben sus salarios y, en consecuencia, afrontan dificultades económicas. Por lo tanto, FIFPro aconseja encarecidamente al Sr. Stehlik y la directiva del FC Banik Most que resuelvan este problema lo antes posible.

La Secretaria General del CAFH, Lucie Hlavova, mantiene que: “Ante el fin de la temporada y el descenso del Banik Most, la mayoría de los futbolistas han expresado su deseo de abandonar el club. Algunos de ellos tienen una cláusula en su contrato que les permite rescindirlo si el Banik es descendido. Vamos a ayudar a todos los jugadores con el proceso de rescisión de sus contratos y en la recuperación de las cantidades que se les deben.”