Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Siete futbolistas de la Antigua República Yugoslava de Macedonia han recibido sanciones de seis meses tras participar en una protesta organizada por llevar cuatro meses sin recibir sus salarios.

“Es una situación increíble. Estamos hablando de siete jugadores jóvenes que llevan cuatro meses sin cobrar, y además reciben una suspensión de seis meses por atreverse a protestar ante el impago. Es inverosímil”, reconoce Pance Kumbev, Presidente del Sindicato macedonio de futbolistas, SFM.

Wil van Megen, Director del Departamento Jurídico de FIFPro, se muestra de acuerdo con Kumbev: “Ambas partes deben respetar su contrato. Los futbolistas cumplieron con su deber, aunque llevaban cuatro meses sin cobrar. Es inaudito que reciban una suspensión por protestar ante el impago.”

“Además, me pregunto por qué la Federación ha suspendido a los jugadores, pues no creo que estos hayan incumplido ninguna de sus normas. Al extender la suspensión, y sabiendo que estos jugadores llevan al menos cuatro meses sin cobrar, la Federación prácticamente les imposibilita ganarse la vida durante los próximos seis meses. ¿Cómo espera que sus miembros –que juegan para sus equipos nacionales– puedan sobrevivir, pagar sus alquileres o comprar alimentos?”

Esta disparatada historia comenzó el miércoles 25 de noviembre de 2015. Dado que los jugadores llevaban cuatro meses sin cobrar y deseaban expresar su malestar, todos los jugadores del equipo de primera división de la liga macedonia, el FC Metalurg, decidieron ir a la huelga. Con ese acto esperaban obligar a los directores de los clubes a pagar sus deudas o a presentar una solución adecuada. Los jugadores acudieron a los entrenamientos, pero sin participar en ellos durante 3 días. En el cuarto día, reanudaron los entrenamientos.

El domingo 29 de noviembre, casi todos los jugadores se negaron a disputar el partido en casa contra el Turnovo, pues el club todavía no les había pagado ninguna cantidad ni había presentado una solución. Únicamente dos jugadores veteranos se presentaron para el partido, mientras que el resto del equipo estuvo compuesto por juveniles de la academia, de 15 a 19 años de edad. Los jugadores que se negaron a jugar desearon estar presentes en el partido, pero el club les negó el acceso al estadio.

Sin solución a la vista, 15 futbolistas se presentaron ante la Federación macedonia de fútbol el 30 de noviembre, solicitando la rescisión de sus contratos por impago de salarios.

Ese mismo día, el FC Metalurg decidió rescindir los contratos de 5 futbolistas, a quienes consideraban cabecillas de la huelga: Stojan Dimoski, Bojan Gjorgievski, Risto Mitrevski, Zoran Danoski y Mihajlo Mitrov.

El Presidente del club, Aleksandar Panov, anunció que los restantes jugadores que habían participado en la huelga serían suspendidos. Esa amenaza se hizo realidad el 22 de diciembre, cuando el Metalurg informó a siete futbolistas de que habían recibido una suspensión de 6 meses: Filip Ristovski, Davor Taleski, Viktor Angelov, Stefan Jevtoski, Dejan Tanturovski, Darko Ilievski y Naumce Bakraceski.

Mientras tanto, la Federación de fútbol del país aprobó la solicitud de los jugadores de rescindir sus contratos.

Sin embargo, un par de semanas más tarde, la Federación admitió la sanción de 6 meses impuesta por el Metalurg a los siete jugadores mencionados, lo que significaba que ninguno de ellos podría jugar partidos en Macedonia. Había excepciones: los jugadores podían jugar para las selecciones nacionales (los siete hicieron apariciones para los equipos juveniles nacionales, y Viktor Angelov incluso jugó para el equipo veterano). Pero si regresaban a Macedonia, tenían que cumplir con el plazo restante de la sanción.

Algunos futbolistas apelaron la decisión, pero se rechazaron sus apelaciones. No todos los futbolistas presentaron la apelación, pues no podían asumir los costes...

El Sindicato de futbolistas de Macedonia (SFM) está tratando de ayudar a estos jugadores en la reclamación de sus salarios debidos y a dejar sin efecto la suspensión. El SFM ha informado a FIFPro, que va a ofrecer apoyo jurídico para ayudar al sindicato y a los futbolistas.

“Es una situación ridícula”, afirma el presidente del sindicato, Kumbev. “En primer lugar, la Federación de fútbol respeta el derecho de los futbolistas a rescindir su contrato debido al impago de salarios, pero a continuación les retira el derecho a practicar su profesión, al mantener la suspensión de 6 meses.”

 

Cinco futbolistas juegan ahora en un nuevo club:

  Naumce Bakraceski         
  Davor Taleski
  Viktor Angelov
  Filip Ristovski
  Dejan Tanturovski
(Mladost Carev Dvor, Macedonia)   
(Bregalnica Stip, Macedonia)
(Ujpest, Hungria)
(FK Borac Banja Luka, Bosnia)
(HNS Orasje, Croacia)

 


Más problemas financieros para el Metalurg

Mincho Jordanov, director del FK Metalurg, posee también el club local de balonmano, RK Metalurg (desde la temporada 2005/2006 el equipo ha ganado 6 campeonatos y 5 copas). Sin embargo, el equipo de balonmano también ha sufrido problemas financieros, que han dado lugar a que 16 de sus jugadores abandonaran el club la temporada anterior, incluyendo a las estrellas extranjeras que jugaban en el equipo y a jugadores de la selección nacional.