Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El Sindicato italiano de futbolistas profesionales AIC insta a la federación nacional de fútbol del país, FIGC, a sancionar a su recién elegido Presidente, Carlo Tavecchio, por sus recientes e inoportunos comentarios acerca de los futbolistas extranjeros.

"Será imposible comenzar una campaña contra el racismo en Italia en el futuro, si no se aplican sanciones a este Presidente", ha afirmado Damiano Tommasi, Presidente del Sindicato italiano de futbolistas profesionales, AIC.

El lunes pasado, Carlo Tavecchio fue elegido Presidente por el congreso de la FIGC. A sus 71 años, venció al antiguo jugador de la selección nacional, Demetrio Albertini, y ello a pesar de sus comentarios, en los que calificó a los futbolistas extranjeros de bananeros que estaban ocupando los puestos de los futbolistas italianos, y de otros comentarios poco afortunados sobre el fútbol femenino.

Las palabras de Tavecchio han causado indignación en prácticamente todo el mundo futbolístico italiano. Sus comentarios son incluso más ofensivos si se tiene en cuenta que todas las partes interesadas del fútbol están convencidas de que no hay lugar para el racismo en este deporte. FIFPro y sus sindicatos de futbolistas están educando a los jugadores, a los espectadores y a las escuelas infantiles, a la FIFA y a la mayoría de sus confederaciones y federaciones a defender políticas de tolerancia cero.

Tommasi ha afirmado que él y el AIC recibieron de forma inmediata las quejas de sus jugadores. "Giorgio Chiellini fue el primer futbolista en reaccionar. Diez minutos después de haber leído las noticias, me llamó y me dijo que era necesario hacer algo al respecto, pues sabe la repercusión que tendrá el hecho de que la selección nacional italiana tenga que viajar por todo el mundo con este hombre como Presidente." Chiellini –defensa del Juventus y de la selección nacional italiana– fue uno de los numerosos jugadores que han expresado su indignación.

Además de por estos comentarios, el sindicato de futbolistas ha mostrado preocupación por los antecedentes de Tavecchio como representante de la cúpula futbolística italiana, una persona más preocupada por el poder de las ligas y de los clubes que por los derechos de los futbolistas. "Estableció ya una firme alianza de todas las ligas italianas, a nivel profesional y amateur. Solo nos ven como trabajadores. Sin embargo, en el Comité Ejecutivo de la Federación debemos recibir un trato de igualdad, y no de empleados."

El AIC adoptó una postura clara, junto con el sindicato de entrenadores italianos (AIAC) y de la asociación de árbitros. Los medios de comunicación y el público general también han expresado su oposición a Tavecchio. "Todos hemos apoyado a Albertini. Sería una posible elección para el futuro; podría cambiar la mentalidad actual. Tavecchio no estaría a un paso, sino a diez atrás en el tiempo."

Lea también: FIFPro muestra preocupación por comentarios racistas

Aun así, Tavecchio ganó la elección. Los futbolistas (20 por ciento), los entrenadores (10%) y los árbitros (2%) solo tuvieron el 32% del total de votos en la Asamblea General del FIGC. Casi nadie más votó contra Tavecchio, para la gran decepción de Tommasi. "Antes de la votación, todo el mundo pensaba que no podría salir elegido, después de haber hecho esos comentarios..."

"Para los futbolistas, es muy difícil sentirse representados por Carlo Tavecchio."

El AIC tiene cuatro representantes en el Comité Ejecutivo del FIGC: Umberto Calcagno, Simone Perrotta, Morgan De Sanctis y Tommasi. El próximo lunes, 18 de agosto, el Comité Ejecutivo se reunirá por primera vez para debatir, entre otras cosas, el nombramiento de un nuevo entrenador de la selección nacional, pues Cesare Prandelli ha dejado ese puesto. En esa misma reunión, Tommasi planteará también la cuestión de qué hacer con los comentarios del Presidente.

"Debemos reflejar sus comentarios sobre los futbolistas extranjeros. Necesitamos algo más que la simple rectificación que ha realizado. No es para tomarlo a broma. Debemos considerar cuál es la sanción adecuada."

"En Italia, todavía queda gente en los estadios que piensa que no hay italianos de color. Creo que este año no deberíamos sorprendernos cuando veamos pancartas en el interior del estadio que expongan Tavecchio es uno de nosotros."

"Si los comentarios de Tavecchio no reciben sanción, tampoco podremos sancionar a los aficionados o a los futbolistas que realicen comentarios racistas. Si se quiere lanzar cualquier campaña contra el racismo en el futuro, debe mostrarse total oposición a los comentarios de Tavecchio."

Tras haber sido elegido Presidente, Tavecchio prometió establecer un comité para luchar contra el racismo. Tommasi: "Desea la presencia de algunos futbolistas en ese Comité. Yo indiqué que la primera función de este comité es debatir una sanción para el Presidente, por sus comentarios sobre los futbolistas extranjeros. Así que no sé si todavía desea nuestra presencia en ese comité..."

Tommasi debatirá también la situación actual con los jugadores de la selección nacional, que jugará un partido amistoso contra los Países Bajos el próximo 4 de septiembre. "Será un buen momento para hablarles de esto."

"Protegemos a todos los futbolistas que juegan en Italia, sean nacionales o extranjeros. Y tenemos también muchos futbolistas italianos que juegan fuera del país. ¿Qué se puede pensar de la imagen de Italia? Esto es un desastre para todo el país."