Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El sindicato griego de futbolistas profesionales (PSAP), finalmente se acerca a lo que se prometió hace casi tres años: un fondo de garantía para compensar a los futbolistas si sus equipos son relegados de las ligas profesionales debido a problemas financieros.

El año pasado, el PSAP y sus futbolistas amenazaron con ir a la huelga del 15 al 17 de diciembre, cuando había previsto jugar partidos de copa. Fue una medida de último recurso, pues el PSAP y los jugadores habían estado esperando en vano la implementación del fondo de garantía.

La amenaza de convocatoria de huelga surtió efecto, como admite el tesorero del PSAP, Stamatis Syrigos: “Conseguimos resolver el problema con la Federación de Fútbol y con la Liga antes incluso de que llegase la huelga. En la actualidad, tan solo nos queda resolver los últimos detalles antes de que el fondo de garantía esté plenamente operativo.”

“La implementación del fondo de garantía será un logro de gran envergadura para nosotros, teniendo en cuenta la lucha que hemos sostenido. Hace tres o cuatro años, comenzamos las negociaciones con la Liga y con la Federación de Fútbol acerca del fondo de garantía, algo de lo que no querían saber nada. Y ahora estamos a tan solo un pequeño paso de su implementación.”

El fondo de garantía es muy necesario. Sin ir más lejos, la semana pasada el equipo se segunda división, Ergotelis, anunció que se declaraba en quiebra. Este equipo de Heraclión, uno de los antiguos pilares de la primera división, es el primer club que entra en quiebra esta temporada. La temporada anterior, otros cuatro equipos se declararon en quiebra y fueron descendidos: Niki Volos, OFI, Paniliakos y Pierikos.

PSAP ha mostrado su sorpresa por el hecho de que se permitiera incluso al equipo Ergotelis iniciar la actual temporada de competición, pues sus problemas financieros eran obvios. Durante la temporada, los problemas empeoraron. Para Navidad, PSAP realizó pagos en concepto de solidaridad a los 22 jugadores del Ergotelis, quienes llevaban un largo periodo sin cobrar.

Syrigos añade: “También hemos pagado sus desplazamientos, pues los jugadores no tenían el dinero para regresar a sus hogares en la tierra firme y no podían salir de la isla de Creta.”

Los jugadores del Ergotelis estarán entre los que se beneficien del fondo de garantía cuando finalmente se implemente. Podrán recibir todos sus atrasos, hasta la suma de 30.000 euros, y cobrar un 20 por ciento de los atrasos que asciendan a cantidades superiores, incluidas entre los 30.000 y los 100.000 euros.

Todos los futbolistas que han quedado perjudicados económicamente por el descenso debido a motivos financieros a partir de la temporada 2012-2013, tienen derecho a una indemnización del fondo de garantía.