Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro observa con preocupación los últimos acontecimientos ocurridos en el mundo del fútbol, especialmente las crecientes alegaciones contra la Copa Mundial 2022, que se celebrará en Qatar.

Nuevas y alarmantes declaraciones en torno al proceso de puja para la celebración de las Copas Mundiales 2018/2022, como ha expuesto The Sunday Times, y graves cuestiones en relación con el posible arreglo de partidos en la Copa Mundial 2010, que ha planteado The New York Times, añaden más peso a la creciente insatisfacción de FIFPro.

Los futbolistas profesionales son una parte indispensable de este bello deporte. Sin ellos no existiría el fútbol. Como tales, representados a nivel colectivo por FIFPro, los futbolistas merecemos una participación equitativa y sólida, y un control sobre las cuestiones que nos afectan como trabajadores y como seres humanos, y que constituyen el eje de nuestro deporte.

Ya se trate de abordar las causas de raíz en el arreglo de partidos, de regular las transferencias de los jugadores o de determinar la idoneidad de los lugares donde se celebren los principales eventos futbolísticos (como en Qatar), los jugadores deberían tener mucho que decir al respecto.

En este momento, los futbolistas y sus intereses suelen quedar ignorados u olvidados en el proceso de toma de decisiones. Ello es el triste reflejo de la deficiente gobernanza que reina en este deporte, que claramente no es acorde a los tiempos que vivimos. Es inaceptable que la administración de este deporte continúe viéndose salpicada de un escándalo tras otro.

FIFPro es la voz colectiva de los futbolistas, y es nuestro deber actuar.

Una participación más fuerte y democrática de las partes interesadas, incluyendo a los futbolistas, es fundamental para que este deporte pueda responder de forma óptima a los retos que afronta. Los futbolistas deben constituir una parte creciente a la hora de producir un nuevo y mejor marco regulador que salvaguarde el futuro del fútbol, tanto dentro como fuera del campo.

La participación equitativa de los futbolistas en la gobernanza volvería a situar sus derechos fundamentales en el centro de la toma de decisiones, proporcionaría un necesario control y contrapeso y evitaría una serie de crisis y de lacras que afectan a este deporte. En el camino hacia una gobernanza integradora, transparente, receptiva, democrática, responsable y saludable en el mundo del fútbol, ninguna voz es más importante que la de FIFPro: los futbolistas.

En su camino hacia la resolución de las crisis pasadas, presentes y futuras del fútbol, FIFPro no puede esperar menos que la explicación plenamente transparente de todas las investigaciones y normativas, incluyendo la revelación pública de las conclusiones de hecho pormenorizadas y de toda información relevante.

Este es el deporte del público. FIFPro, con el apoyo de sus 55 sindicatos miembros y de 65.000 futbolistas profesionales en todo el mundo, cree que el público se merece algo mejor.