Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Los futbolistas de Colombia y de Bolivia oponen resistencia a las autoridades futbolísticas que han pasado por alto sus derechos.

El pasado fin de semana, docenas de futbolistas colombianos protagonizaron protestas de brazos caídos después de que el organizador de la liga, Dimayor, ordenara que los partidos se disputaran en el momento más caluroso del día, como parte de una iniciativa del Gobierno para ahorrar energía.

En Bolivia, los doce equipos de la primera división firmaron un acuerdo por el que rechazan participar en la Copa América que se disputará en junio, a menos que la federación nacional haga cumplir 32 resoluciones para desembolsar 650.000 dólares en salarios debidos a los jugadores y a los entrenadores.

El sindicato colombiano de futbolistas, Acolfutpro, presentó una reclamación al ministro de Trabajo en la que se manifestaba que disputar los partidos entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, a temperaturas de hasta 40 grados centígrados, suponía un riesgo para la salud.

“Ponen en riesgo la salud de los jugadores tan solo para ahorrar electricidad,” ha manifestado Luis García, Secretario General de Acolfutpro.

Según un documento elaborado por el Médico Jefe de FIFPro, Vincent Gouttebarge, los partidos disputados a temperaturas superiores a 38 grados centígrados suponen un riesgo extremo para la salud.

Ayer (13 de abril), tres dias despues las ultimas protestas, Dimayor decidió escuchar los futbolistas y normalizar el horario.

En Bolivia, los futbolistas amenazan con boicotear la Copa América. Bolivia es uno de los 16 equipos que tienen previsto jugar en la edición centenaria del mayor torneo de equipos nacionales de Sudamérica, que va a celebrarse en los Estados Unidos.

David Paniagua, Secretario General del sindicato de futbolistas FABOL, ha manifestado que es la tercera vez en los últimos años que los jugadores han tenido que amenazar con boicotear el selección nacional debido a la misma cuestión.

“Estamos cansados de emprender esta acción, pero no tenemos otra alternativa," ha afirmado Paniagua.

La semana pasada, FABOL consiguió un paso adelante cuando la federación se comprometió a multar a los clubes que no acaten las 32 resoluciones.