Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En el primer cuatrimestre del año, más de un centenar de futbolistas completó estudios a través de los planes educativos ofrecidos por Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA).

 

‘Ellos, los jóvenes que se esforzaron y concretaron el objetivo que buscaban, se fueron satisfechos y orgullosos', dijo el presidente del FAA, Carlos Pandolfi.

 

'Y nosotros, del lado de Futbolistas Argentinos Agremiados y de la Fundación El Futbolista, también experimentamos la misma sensación. El acto de entrega de diplomas del primer cuatrimestre dejó flotando justamente éso en el ambiente: satisfacción y orgullo por ambas partes. En el caso de los egresados, porque comprobaron y demostraron que el fútbol y el estudio pueden caminar de la mano, que hay tiempo para desarrollar ambas actividades y que siempre es bueno pensar en un Plan B para la vida, dentro o fuera del fútbol. Y en el nuestro, porque el cuatrimestre inicial de 2012 arrojó una cifra récord en la historia de la oferta educativa que brinda Agremiados por intermedio de la tarea que desarrolla la Fundación desde 1991.’

 

El dato, contundente por cierto, señala que más de un centenar de futbolistas (113 en total) completaron sus estudios secundarios -a través del Programa Adultos 2000 y del Plan FinEs-, terminaron carreras terciarias aprovechando el sistema del FAA de becas o aprobaron los cursos ofrecidos en sus distintos niveles: los de idiomas (Inglés, Italiano, Portugués, Francés, ya sea mediante el programa de educación a distancia o concurriendo a la sede de la Fundación), el de Cocina Restaurante, el de Instructorado de Fútbol Infantil, el de Computación, el de Oratoria Deportiva y los de Oficios que salieron a escena este año, tras el convenio firmado con la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA). La propuesta se incrementó y, así, la cosecha fue superior.

 

Pandolfi: ‘Bajó el telón de la primera parte del año. Se cerró con un magnífico balance y ahora iremos por más, redoblando la apuesta y, como siempre, tratando de que el futbolista tenga a su disposición un amplio abanico de posibilidades para sumar conocimientos mientras despunta el sano "vicio" del fútbol.’