Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Francia ha sido la gran ganadora del Primer Clásico de Golf Europeo de Futbolistas, organizado por FIFPro y Pass-for-Sport. Los golfistas franceses acumularon tres de los cuatro principales premios en el campo de golf de Terre Blanche.

 

El martes 18 de mayo, 38 ex futbolistas y futbolistas en activo se dieron cita en la sede del club de las hermosas instalaciones del campo de golf. Entre ellos había jugadores como Chris Waddle, Marco Simone, Michel Preud’homme, Christophe Dugarry, Donato y Christian Karembeu.

 

Compitieron en diez equipos, dos de ellos de nacionalidad francesa y que resultaron vencedores. El cuarteto formado por Eric Roy, Bernard Diomede, Alain Perrin y Jérôme Alonzo ganó el bruto, mientras que Dinamarca (con Marc Rieper, Peter Kjaer y Takis Gonias) y España (con Donato, Víctor, Andoni Lakabeg, Manuel Sarabia y Óscar Vales) consiguieron el segundo y el tercer puesto, respectivamente.

 

El trío formado por Christian López, Christian Karembeu y Christophe Dugarry demostró ser el mejor en el resultado neto. Bélgica (con Michel Preud'homme, Marc Degryse, Erwin Lemmens y Dominic Foley) quedó segunda, mientras que Italia (con Paolo Cristallini, Michele Marcolini, Stefan Schwoch y Marco Simone) consiguió el tercer puesto.

 

Michel Preud'homme

 

Dugarry y López recibieron también premios individuales, al ser los mejores entre las leyendas del fútbol en el neto y en el bruto, respectivamente. Entre los jugadores en activo, se alzaron con la victoria Dominic Foley (Irlanda) y Erwin Lemmens (Bélgica).

 

Todos los jugadores recogieron sus trofeos al finalizar la jornada, en la que los futbolistas, tanto antiguos como en activo demostraron su competitividad no sólo en el campo de juego, sino también en esta otra cancha, la del green de golf. Todos los jugadores estaban deseando mostrar sus dotes, y hasta se atrevieron a jugar en el desafiante campo de golf Château, de Terre Blanche. 

 

La alegría y la frustración estuvieron presentes. Alegría por otro tiro de aproximación admirable; frustración por un golpe corto fallido que significó perder la oportunidad de hacer el par. Pero, finalmente, prevaleció la satisfacción.

 

‘El campo de golf es increíble’, afirmó Kubilay Türkyilmaz, ex ariete de la selección suiza, que hizo equipo con Stephan Keller y Ramón Vega. ‘He jugado muchos torneos de golf, pero ninguno de ellos mejor organizado que este. Todo es inmejorable; el campo, la organización, perfectos.’

 

Chris Waddle