Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha entablado nuevas negociaciones con el organismo que rige el fútbol europeo, la UEFA, para abordar una amplia gama de cuestiones de interés mutuo, entre las que se incluyen la gobernanza eficaz, la estructura del fútbol profesional, el posible impacto de la remodelación de las competiciones internacionales y de clubes, y la implementación de los requisitos mínimos para los contratos de los futbolistas en todo el continente.

 

A principios de esta semana, el recientemente elegido presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, recibió a su homólogo de FIFPro División Europa, Bobby Barnes, en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza), en un positivo intercambio que marca el tono para una colaboración que FIFPro espera conduzca a resultados importantes para proteger el bienestar general de los jugadores.

Un instrumento creado para ayudar a garantizar estándares básicos en los contratos de los futbolistas es el Acuerdo Autónomo, establecido en el año 2012. Aprobado por los partícipes del Diálogo Social Europeo, FIFPro División Europa, la UEFA, la ECA (Asociación de Clubes Europeos) y la EPFL (Asociación Europea de Ligas de Fútbol Profesional), este acuerdo aspira a proteger aspectos fundamentales de la relación laboral entre un futbolista profesional y su club.

“Mantuvimos una fructífera reunión,” ha afirmado Barnes. "Esta es una nueva oportunidad de reforzar nuestro trabajo para asegurar la implementación del Acuerdo Autónomo. Tenemos la determinación de abordar de forma general las condiciones laborales en Europa, respaldados por las conclusiones del Informe Global del Empleo elaborado por FIFPro.”

De los más de 7.200 futbolistas que juegan en Europa y que fueron entrevistados por FIFPro en 2016, el 35% denunció retrasos en el pago por parte de sus clubes en las últimas dos temporadas.

Barnes ha añadido: “Junto con la UEFA, podemos dirigirnos a países que necesiten apoyo para garantizar estándares mínimos, reducir el problema de las cantidades debidas, y continuar ampliando la calidad general del deporte.”

“En este periodo transitorio, con el nuevo liderazgo de la UEFA, así como con los retos que plantea el cambiante panorama político en la Unión Europea, todas las partes interesadas tienen que hallar soluciones modernas de manera conjunta para garantizar que el fútbol profesional y sus jugadores sean convenientemente protegidos.”

Ceferin ha manifestado: "Ha sido un placer reunirme con Bobby Barnes en Nyon. El presidente de FIFPro Europa y yo mantuvimos una fructífera conversación relativa a los derechos y a las necesidades de los jugadores en Europa."

"Soy consciente de algunos de los retos que afronta FIFPro, y me comprometo a seguir dialogando con ellos para hallar soluciones que puedan beneficiar al fútbol en nuestro continente,” ha concluido el Presidente de la UEFA.

Las negociaciones van a continuar con los Secretarios Generales de FIFPro y de la UEFA, Theo van Seggelen y Theodore Theodoridis, cuya reunión está prevista para el jueves 23 de febrero en la Casa FIFPro (en los Países Bajos).