Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha presentado hoy una acción jurídica de manera conjunta con la UEFA para acabar con la propiedad de los derechos del jugador por parte de terceros (TPO, por sus siglas en inglés) y poner fin a todos los acuerdos de tal naturaleza que se encuentran vigentes en la actualidad.

La reclamación presentada ante la Comisión Europea supera los términos establecidos en la prohibición mundial, que la FIFA se dispone a implementar a partir del 1 de mayo de 2015.

Si prospera, la reclamación impedirá la firma de nuevos acuerdos de TPO y exigirá que los acuerdos existentes sean considerados ilegales y, por tanto, no aplicables.

Este es un gran paso adelante, pues FIFPro y la UEFA aúnan esfuerzos no solo para defender el principio básico de una prohibición a nivel mundial, sino también para asegurar el cierre de cualquier posible laguna y canal de elusión del nuevo reglamento de la FIFA.

El Secretario General de FIFPro, Van Seggelen, manifiesta: "A pesar de la prohibición que ha anunciado la FIFA, que es bienvenida, FIFPro no está dispuesto a dormirse en los laureles. Vemos la necesidad de reforzar la posición de la FIFA y de crear un argumento todavía más sólido que mejore el nuevo Reglamento de la FIFA."

"Lo que nosotros y la UEFA hemos planteado a la Comisión Europea es que mediante la aplicación de los principios básicos consagrados en el Derecho de la UE, los acuerdos actuales de TPO serán declarados ilegales y, por lo tanto, no aplicables. Esto extendería las razones que defienden la implementación de una prohibición de la TPO a nivel mundial."

"La amenaza que plantea la TPO y otras prácticas similares es tan grave que debemos emprender esta acción para proteger a nuestros futbolistas y a la industria en su conjunto. La dudosa trayectoria del fútbol en lo referente a la implementación de normas eficaces, como se ha puesto de manifiesto por el fracaso del plan de licencias para agentes de los futbolistas, sugiere además que esta acción jurídica conjunta FIFPro-UEFA es necesaria para confrontar de manera eficaz la TPO."

El Presidente de FIFPro, Phillipe Piat, argumenta: "Los futbolistas todavía son tratados como mercancías, no como seres humanos. La TPO abre la puerta a los oportunistas que manipulan a los jugadores con tal de obtener beneficio. Compran y venden de un modo que pone de manifiesto las deficiencias del sistema de transferencias. La TPO no debe considerarse de manera aislada. El sistema de transferencias es el caldo de cultivo de prácticas abusivas como la TPO."

La TPO pone en riesgo un derecho humano básico por el que los individuos gozan de la libertad de desplazamiento y deciden dónde ofrecer su trabajo. Además, la propia naturaleza de la TPO socava los derechos establecidos en su contrato de trabajo. Las terceras partes tienen un interés particular en rescindir un contrato y acordar una transferencia, con el único objetivo de maximizar su propio beneficio económico. Esta acción conjunta FIFPro-UEFA llega en un momento crítico, pues los defensores de la TPO han llegado a los tribunales de Europa para mantener viva esa práctica.

El Presidente de FIFPro División Europa, Bobby Barnes, ha manifestado: "Las afirmaciones en el sentido de que la TPO favorece el fútbol económicamente y da a los clubes no pertenecientes a la élite establecida la oportunidad de competir por los títulos son del todo engañosas."

"La extensa investigación que se ha emprendido demuestra que el impacto económico de la TPO es tremendamente negativo y que causa un grave perjuicio a la industria. Muestra que los clubes que llegan a depender de la TPO se encuentran atrapados en un círculo desesperado de dependencia entre la deuda y la especulación, con consecuencias inflacionarias para el mercado de transferencias."

El Presidente de FIFPro, Phillipe Piat, añade: "El sistema de transferencias ha creado la actual burbuja inflacionaria, denunciada por todas las partes, por todos aquellos que trabajan para preservar el futuro del fútbol y cuyos objetivos son a largo plazo."