Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Las jugadoras de la selección nacional femenina de Dinamarca han llegado a un acuerdo provisional con la federación de fútbol de su país (DBU) y volverán a entrenar hoy en preparación para el partido de clasificación para la Copa Mundial ante Croacia el martes.

Las jugadoras y su sindicato, el Spillerforeningen, reanudarán las negociaciones con la DBU después del partido, con representantes tanto de FIFPro como de la UEFA disponibles para ayudar a mediar.

"Apoyamos plenamente a las jugadores danesas", dijo el Secretario General de FIFPro, Theo van Seggelen, " porque luchan por una compensación justa por todo el tiempo que pasan con la selección nacional".

"Apreciamos el papel de la UEFA, cuya participación enfatiza la importancia de cuidar a las jugadoras de fútbol".

FIFPro espera que ambas partes lleguen a un acuerdo la próxima semana.

"Es importante que ahora tengamos un acuerdo que permita que se celebren los partidos de clasificación para la Copa Mundial y garantice que negociemos un convenio colectivo lo antes posible", dijo la capitana de la selección nacional danesa, Pernille Harder.

A principios de esta semana, la DBU canceló el partido de clasificación para la Copa Mundial de Dinamarca contra Suecia después de que las jugadoras no se presentaran al entrenamiento. Las jugadoras informaron a la DBU que solo aparecerían en compromisos oficiales si hubiera un nuevo acuerdo.

Para los aproximadamente 70 días que pasan anualmente con la selección nacional, las jugadoras, según el medio de comunicación danés Ekstrabladet, presentaron las siguientes demandas:

  • 10 jugadoras que buscan asignaciones mensuales de 7000 coronas danesas (1110 USD)
  • 10 jugadoras que buscan asignaciones mensuales de 4000 coronas danesas (635 USD)
  • 7 jugadoras que buscan asignaciones mensuales de 1000 coronas danesas (160 USD)

Los informes sugieren que la diferencia entre las dos partes que intentan llegar a un acuerdo es de aproximadamente 75.000 USD.

El partido de clasificación para la Copa Mundial entre Suecia y Dinamarca, que se iba a celebrar hoy, ha sido cancelado y la UEFA debe ahora decidir cuáles serán las consecuencias. Varias jugadoras suecas manifestaron públicamente su apoyo a las mujeres danesas.

El mes pasado, las jugadoras danesas también desafiaron la reticencia de la DBU para cumplir con sus dos demandas más importantes:

  1. Una paga mensual básica para todas las jugadoras;
  2. Las jugadoras quieren ser consideradas empleadas de la DBU.

Las mujeres amenazaron con no jugar su partido de clasificación para la Copa Mundial contra Hungría si no se llegaba un acuerdo satisfactorio. En la víspera del partido, ambas partes llegaron a un acuerdo general, que incluía un acuerdo sobre la relación laboral entre la DBU y las jugadoras.

Tras la victoria de Dinamarca sobre Hungría por 6-1 se reanudaron las conversaciones, sin embargo no dieron ningún resultado.

Las jugadoras y la DBU han estado negociando desde diciembre de 2016.