Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha extendido su colaboración con la Campaña Balls To Poverty hasta el final de 2013. El representante mundial de todos los futbolistas profesionales muestra su satisfacción por ofrecer apoyo constante a la campaña.

 

FIFPro comenzó su colaboración en el año 2010, durante la Copa Mundial de Sudáfrica.

 

Tony Higgins, portavoz de FIFPro en materia de Responsabilidad Social Corporativa, visitó los eventos de Balls to Poverty celebrados en Sudáfrica en 2010. ‘El miembro del Comité Ejecutivo Bobby Barnes y yo estuvimos asistiendo a una sesión de entrenamiento con Balls to Poverty en el distrito segregado de Khayelitsha, cercano a Ciudad del Cabo. Aunque evidentemente vimos dificultades y pobreza, fue maravilloso contemplar el interés y el entusiasmo de los niños. El poder del fútbol para mejorar las vidas de los niños hizo de ello una experiencia muy gratificante. FIFPro muestra su satisfacción por ofrecer constante apoyo a la campaña.’

 

Con el apoyo de FIFPro y su aportación económica en los últimos dos años, el Programa Balls To Poverty ha podido adquirir 2.500 balones de cuero de alta calidad, que se han distribuido en dieciocho distritos segregados de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. Entre otros, se han destinado a proyectos futbolísticos locales, a escuelas, a equipos juveniles y a asociaciones locales de fútbol.

 

Los balones se utilizan todos los días para ofrecer medios alternativos a los jóvenes, de modo que puedan participar en actividades educativas y saludables. La distribución de estos balones ha facilitado el acceso al juego para miles de niños pequeños sudafricanos, apoyando a muchos de ellos para que eviten caer en las trampas de las bandas callejeras y en otros peligros.

 

Además de suministrar el equipamiento, el programa Balls To Poverty ha educado a 160 entrenadores de fútbol de estas comunidades de los distritos segregados, en programas formativos de cuatro días de duración mantenidos en los últimos dos años (600, desde sus inicios en 2005). Los representantes de FIFPro han formado equipo con el sindicato sudafricano de futbolistas (SAFPU) para proporcionar alrededor de 15 puntos de formación para antiguos futbolistas profesionales y miembros del sindicato.

 

El deporte, y en particular el fútbol, se utiliza para conseguir que los jóvenes se integren en los clubes después de las horas lectivas y en torneos de fin de semana, organizados por estos entrenadores locales, y los balones sirven como herramienta para educar a estos jóvenes acerca de los peligros que afrontan muchos de ellos. Los principales problemas en estas comunidades sin recursos son los altos niveles de delincuencia, el abuso de drogas y la falta de concienciación acerca de cuestiones que afectan a la salud, como el sexo seguro, etcétera (los niveles VIH y SIDA son muy elevados en estas comunidades).