Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha comenzado a preparar un programa educativo y de prevención contra el arreglo de partidos en el fútbol. Para llevar a cabo este proyecto, que ha recibido una subvención de la Unión Europea, FIFPro cooperará estrechamente con la Universidad de Birkbeck y con la UEFA.

 

En los últimos años, el mundo del fútbol ha comprendido que el arreglo de partidos es una de las mayores amenazas para este deporte. No es únicamente un problema de países aislados; como demuestran los últimos incidentes y denuncias presentadas, el arreglo de partidos está generalizado en muchas naciones de todos los continentes: desde Finlandia a Zimbabue, desde Malasia a Italia.

 

En opinión de FIFPro, una de las maneras de reducir la incidencia del arreglo de partidos y su riesgo potencial es informando a los jugadores: las campañas deben llevarse hasta los vestuarios de los clubes. Por lo tanto, el sindicato mundial de futbolistas ha iniciado un proyecto con la Universidad de Birkbeck, en London. El proyecto se denomina Don’t Fix It (No lo arregles).

 

Los objetivos específicos del proyecto son:

  1. Incrementar significativamente la concienciación sobre los riesgos del arreglo de partidos entre los futbolistas, los árbitros, los directivos, los administradores, las organizaciones y las autoridades públicas, y aumentar la capacitación de quienes participan en el fútbol profesional para emprender medidas eficaces contra el arreglo de partidos.
  2. Mejorar el entorno estructural del fútbol profesional y reducir las condiciones que pueden llevar al arreglo de partidos. Entre esas condiciones se incluye el acoso laboral, la intimidación, los mecanismos deficientes de denuncia, los estándares contradictorios de conducta, y la falta de experiencia y de conocimiento entre los principales organismos futbolísticos y las autoridades públicas.
  3. Establecer redes sólidas y oportunas a nivel nacional y europeo que encabecen la lucha contra el arreglo de partidos.

 

La Universidad de Birkbeck desarrollará un módulo educativo basado en los resultados de una investigación académica en profundidad llevada a cabo entre futbolistas profesionales, para comprender mejor los factores que pueden llevar al arreglo de partidos. La investigación partirá de la información contenida en el Libro Negro de FIFPro, que el sindicato mundial de futbolistas presentó en febrero de este año.

 

Junto con la Universidad de Birkbeck, FIFPro desarrollará un mecanismo de denuncia en línea que permita a futbolistas, árbitros, directivos y administradores denunciar de manera anónima supuestos casos de acoso, intimidación o propuestas inapropiadas para el arreglo de partidos. Este mecanismo de denuncia irá destinado a 12.000 futbolistas y a un total de 20.000 individuos que pudieran encontrarse en riesgo.

 

El proyecto Don't Fix It se lanzará en nueve países europeos, con la ayuda de sus respectivos sindicatos nacionales de futbolistas: Inglaterra, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Noruega, Rumanía, Escocia y Eslovenia. Una vez que se haya establecido plenamente el programa, FIFPro espera que otros países puedan unirse al proyecto Don't Fix It.

 

En cada uno de los nueve países que participan en el proyecto se establecerán los llamados puntos focales, integrados por representantes de los futbolistas, árbitros, directivos/administradores y la autoridad pública. Estos informarán a un Grupo de Trabajo Europeo, compuesto por representantes de FIFPro, la UEFA, Europol y los Comités Mixtos. Se espera que todo ello dé lugar a una sólida red de personas dedicadas a luchar contra el arreglo de partidos.

 

Finalmente, FIFPro y la UEFA desarrollarán un Código de Conducta contra el arreglo de partidos, para su implementación y posterior seguimiento.

 

En junio de 2014 se habrá completado el proyecto Don't Fix It.