Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha solicitado a la Federación venezolana de fútbol (FVF) que mejore las condiciones laborales de los futbolistas profesionales en su país. La reciente muerte en trágicas circunstancias de Carlos De Castro ha hecho consciente a FIFPro –el Sindicato mundial de futbolistas– de que los derechos fundamentales de los futbolistas requieren una mejora importante.

Carlos De Castro murió el pasado 16 de febrero en un hospital de Mérida, donde el jugador uruguayo recibía atención médica tras el accidente que sufrió en la autopista todo el equipo del Estudiantes de Mérida el 31 de enero, cuando se dirigía a jugar contra el CD Lara, en San Felipe.

Tras la prematura muerte de De Castro, los sindicatos de futbolistas de Venezuela (AUFPV) y de Uruguay (MUFP) han informado a FIFPro -ambos sindicatos son miembros de esta organización- acerca de los hechos y de la información en torno a ese incidente. FIFPro ha quedado negativamente sorprendido por la situación de De Castro y de sus compañeros de equipo en el club de la primera división venezolana.

Muchos de los futbolistas llevan meses sin cobrar y soportan extensos periodos de salarios debidos, los jugadores no están asegurados y ni siquiera disfrutan de cobertura en seguridad social.

FIFPro –en una carta enviada por escrito- ha instado a la FVF a adoptar las siguientes medidas:

  • Implementar sin demora un seguro para jugadores que sufran lesiones duraderas o, como en el caso de De Castro, que mueran en su puesto de trabajo. Ello existe ya en muchos países y su implementación no es compleja.
  • Gestionar una seguridad social para los futbolistas. Los futbolistas son trabajadores y sus derechos deben ser respetados como tales. Es inconcebible que en el año 2015 todavía no se haya alcanzado este punto.
  • Introducir un mecanismo de control que garantice que todos los futbolistas profesionales reciban sus salarios a tiempo.

FIFPro se ha dirigido también al club de De Castro, el Estudiantes de Mérida, pues lleva más de un año sin pagar sus salarios. El club todavía debe más de 55.000 dólares del sueldo del jugador. FIFPro insta al Estudiantes a garantizar que esta deuda (más los intereses correspondientes) sea pagada a la viuda y a los dos hijos del jugador fallecido en el plazo más breve posible.

Además, FIFPro espera que el club satisfaga las necesidades de la familia de De Castro, tanto a nivel económico como psicológico. El jugador resultó gravemente lesionado mientras viajaba con su equipo, en un momento en que estaba trabajando. Desafortunadamente, ese accidente causó su muerte. FIFPro exige que el club compense a la familia de De Castro con el valor restante de su contrato.

"Esperamos que el club comprenda que tiene también la obligación moral de ayudar a la familia de Carlos De Castro, que era el capitán de su equipo", afirma Van Seggelen, Secretario General de FIFPro. "El club comprenderá que la mujer de Carlos De Castro no merece malgastar su tiempo y energía en acudir a los tribunales para hacer valer sus derechos. Sería mejor que pudiera centrar sus energías en criar a sus hijos como madre sola de familia."

FIFPro ha expresado sus más sinceras condolencias a la viuda y a los hijos de Carlos De Castro. El Sindicato mundial de futbolistas ha realizado una donación especial procedente de su fondo para dificultades excepcionales, para ayudar a la familia en esta difícil situación. Los sindicatos de Venezuela (AUFPV) y de Uruguay (MUFP) han dado un sólido apoyo a la familia en las últimas semanas, y seguirán haciéndolo.

La respuesta de Juan García, Presidente del sindicato venezolano de futbolistas:

"Carlos De Castro era un ser humano ejemplar, un gran jugador, y desde mi oficina vamos a encargarnos de comprobar que se satisfacen todos los compromisos contraídos hacia él."

"El Presidente de FVF, Rafael Esquivel, me prometió que oficiará a Estudiantes de Mérida, y este club deberá pagar todas, absolutamente todas sus deudas en un plazo no mayor a 30 días. De lo contrario se irá a segunda división."

"También prometió que a partir de la campaña 2015-2016 ningún club podrá fichar o jugar si sus jugadores no tienen un HCM privado, válido y corroborado por la AUFPV y para cerrar se estableció conformar de manera inmediata la cámara de resolución y disputa para los casos de reclamo de jugadores, donde también Esquivel nos reconoció que hay demasiada lentitud en el Consejo de Honor a la hora de dar respuesta."