Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El miembro del Comité Ejecutivo de FIFPro, Mads Øland, ha dado voz a las inquietudes del sindicato mundial de futbolistas respecto al sistema de transferencias, en el Foro Europeo del Deporte, celebrado en Lituania: ‘Si debe mantenerse el sistema de transferencias, debemos establecer un equilibrio de fuerzas entre los clubes y los futbolistas.’

 

El lunes 30 de septiembre y el martes 1 de octubre, como cada año la Unión Europea celebra su Foro Europeo del Deporte, un componente central del diálogo estructurado entre las instituciones europeas y el movimiento deportivo. Tendrá lugar en Vilnius, Lituania.

 

Tras la reciente publicación del estudio independiente sobre los sistemas de transferencia de los jugadores, financiado por la Comisión Europea, se ha mantenido un debate planificado en el Foro Europeo del Deporte, que incluye a las principales partes interesadas del mundo del fútbol – FIFA, UEFA, EPFL, ECA y FIFPro – así como a los organismos rectores del rugby (IRB) y del baloncesto (FIBA).

 

En esta ocasión, el miembro del Comité Ejecutivo de FIFPro, Mads Øland, que representa a los sindicatos de futbolistas, aborda las constantes violaciones de los derechos de los futbolistas, y exige cambios al sistema de transferencias: ‘Las negociaciones del año 2001 pretendían establecer un equilibrio entre el Derecho comunitario, los derechos de los futbolistas como trabajadores y las características de las competiciones futbolísticas. Sin embargo, hasta la fecha, el Reglamento de Transferencias de la FIFA y su aplicación práctica continúan obstaculizando la libertad de circulación de los jugadores, y las carreras de la mayoría de los futbolistas continúan estando a expensas de sus empleadores. Las indemnizaciones por formación, que siguen contraviniendo la sentencia del caso Bernard, el cálculo no recíproco de las indemnizaciones por incumplimiento de contrato y la prórroga artificial del periodo protegido son tan solo algunas de las formas en que la capacidad de transferencia de los jugadores queda deliberadamente limitada.’

 

‘La estabilidad de los contratos en el fútbol europeo se ve amenazada. Cada día, jugadores de toda Europa afrontan la realidad de no recibir remuneración por su trabajo, de estar aislados de su equipo y de verse obligados a entrenar solos. Si debe mantenerse un sistema de transferencia, debemos establecer el equilibrio de fuerzas entre los clubes y los futbolistas.’

 

El hecho de que la UE reúna a este panel de participantes en esta importante ocasión alienta las esperanzas de FIFPro y demuestra que la modificación del Reglamento de Transferencias cobra más urgencia que nunca: no solo para las partes interesadas del fútbol, sino también para la Unión Europea. FIFPro expresa su convencimiento de que el sistema de transferencias finalmente debe converger con el acervo comunitario. Øland: ‘Dos estudios recientes encargados por la Unión Europea sobre el sistema de transferencias y sobre la norma del jugador formado en casa han confirmado nuestras inquietudes acerca de la incompatibilidad de los reglamentos del fútbol con el Derecho comunitario. FIFPro muestra su disposición para entablar un diálogo con el resto de las partes interesadas del fútbol y con la Comisión Europea, con vistas a desarrollar la necesaria reforma. Pero para que esto tenga éxito, todas las partes interesadas deben aceptar que esta reforma debe desarrollarse con un compromiso consciente por respetar el Derecho comunitario, y que debe proseguirse el diálogo correspondiente con la Comisión Europea en el seno del Comité de Dialogo Social Sectorial.’

 

Øland ha recordado también a los representantes del Gobierno y de las instituciones de la UE que las consecuencias de un reglamento insuficiente de transferencias se han extendido más allá de la industria del fútbol: ‘Por el informe sobre el SCT de la FIFA sabemos que al menos el 28% de los pagos relativos a las transferencias internacionales se realizan a los agentes. Sabemos que la influencia de la propiedad de los derechos del jugador por parte de terceros continúa aumentando en el mundo del fútbol. FIFPro ha demostrado con su estudio ‘Libro Negro sobre Europa del Este’ que los inaceptables estándares laborales en los clubes y las ligas de la Europa del Este han contribuido a la incidencia del arreglo de partidos. Debemos reconocer y ser muy conscientes de que estos factores no solo dañan a nuestra industria, sino que además incitan a la actividad delictiva. El fútbol debe dar una respuesta sistémica a estos retos. Debemos mejorar los estándares de gobernanza y reglamentar nuestra industria de modo satisfactorio, en lugar de limitar las libertades individuales de los jugadores.’

 

 

Enlaces relacionados: