Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro ha recibido el apoyo unánime de sus miembros europeos para iniciar todas las medidas jurídicas necesarias, en una apuesta por restituir los derechos básicos de los futbolistas, que han sido obstaculizados por los errores de base del propio sistema de transferencias.

El Sindicato Mundial de Futbolistas cree que no queda otra alternativa, pues los representantes sindicales que asistieron a la reunión de esta semana de FIFPro División Europa, en Atenas, reaccionaron con asombro ante las propuestas para la modificación del reglamento de transferencias de la FIFA que han presentado la ECA (Asociación de Clubes Europeos) y EPFL (Ligas Europeas de Fútbol Profesional).

Las negociaciones para reformar el sistema de transferencias se detuvieron el pasado viernes 23 de enero, después de que los representantes de los clubes y de las ligas rechazaran las razonables peticiones de FIFPro para proteger a los futbolistas que no reciben su salario a tiempo o cuyos contratos se han rescindido sin causa justificada.

El presidente de FIFPro División Europa, Bobby Barnes, ha manifestado: "El derecho básico de los jugadores a recibir su salario de conformidad con los términos establecidos en sus contratos es un principio innegociable."

"Hemos participado en estas negociaciones de buena fe, y siempre hemos mantenido nuestro compromiso por hallar una solución negociada, pero desafortunadamente no ha habido reciprocidad."

"La posición que presentan los empleadores es tan carente de equilibrio como para considerarse antagonista."

"Esta reunión señala que nuestra paciencia para hallar soluciones se ha agotado, y que los miembros europeos están unidos en su creencia de que una acción más rotunda parece inevitable," ha concluido Barnes.

En Atenas, los 29 sindicatos de futbolistas que componen FIFPro División Europa se reunieron y votaron de manera unánime el cese de todas las negociaciones, hasta que los empleadores estén dispuestos a aceptar principios básicos para proteger los derechos de los futbolistas que contratan.

Van Seggelen, Secretario General de FIFPro, ha manifestado: "Lo que los clubes y las ligas proponen crearía un desequilibrio todavía mayor que el ya existente entre los futbolistas y sus empleadores."

"La ECA y EPFL han mostrado un comportamiento irresponsable, pues están tratando de manipular una situación que ya les favorece en extremo."

"Puesto que no podemos hallar un equilibrio justo, a pesar de los razonables esfuerzos de FIFPro a lo largo de este proceso, tendremos que dejar que decidan los tribunales."

Las negociaciones se han suspendido de manera indefinida. FIFPro pretendía hallar el modo de corregir uno de los mayores problemas del fútbol profesional, como es la falta de respeto que muestran los clubes hacia las obligaciones contractuales con sus futbolistas.

FIFPro ha presentado cuatro propuestas clave (que se enumeran a continuación) destinadas a asegurar la estabilidad contractual, y que la ECA y EPFL no han aceptado en la última ronda de negociaciones que tuvo lugar el pasado viernes en la sede de la FIFA, en Zúrich:

1. Que un jugador que esté sin recibir su sueldo durante más de 30 días pueda tener la opción de rescindir su contrato, siempre que haya dado a su club un aviso previo de al menos 10 días para que pague lo que le debe.
2. Que si un club rescinde el contrato de un jugador sin causa justificada o lo hace el jugador por impago, el jugador tenga derecho a una compensación económica, por la que el club pague el restante del contrato.
3. Que tal jugador sea capaz de hallar trabajo sin restricción, incluyendo fuera de cualquier periodo de transferencia.
4. Las reformas son de aplicación tanto a nivel nacional como internacional.

La Asamblea General de FIFPro División Europa examinó la cuestión durante los últimos dos días de reuniones mantenidas en Atenas, y ha aprobado iniciar todos los medios jurídicos disponibles, incluyendo la presentación de las correspondientes quejas ante la Comisión Europea.