Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro desea expresar su preocupación por la situación que se vive en el FC Banik Most 1909, un club de segunda división de la República Checa. FIFPro, el Sindicato mundial de futbolistas, ha sido informado de que el club va a someter a sus jugadores a un interrogatorio con un detector de mentiras, pues su directiva sospecha que los jugadores han participado en el arreglo de partidos.

FIFPro expresa su total oposición al uso del detector de mentiras, y recomienda encarecidamente a todos los futbolistas que no participen en esa prueba.

La semana pasada, después de que el FC Banik sufriera su novena derrota seguida, la directiva del club anunció su plan de someter a los futbolistas a una prueba del detector de mentiras. El club estaba planeando contratar a un detective privado para llevar a cabo el interrogatorio.

Actualmente, el FC Banik Most ocupa el puesto número 15 en una liga de 16 equipos, con pocas posibilidades de evitar el descenso. Quedan cinco partidos, y el FC Banik Most va diez puntos por detrás del equipo que queda en el puesto 14, el Frýdek-Místek.

Los administradores del club han anunciado también que finalizarán la temporada recurriendo únicamente a los futbolistas juveniles.

FIFPro, así como el Sindicato checo de futbolistas profesionales (CAFH) y el Sindicato croata de futbolistas profesionales (HUNS, que defiende a su miembro Marune Sime) muestran gran preocupación por el comportamiento de la dirección del FC Banik.

En primer lugar, FIFPro se muestra muy crítico acerca de la directiva del FC Banik Most, pues trata a sus jugadores como sospechosos potenciales, aunque no parezca haber una prueba clara. FIFPro desea recalcar que, con frecuencia, los futbolistas son las víctimas del arreglo de partidos. Los futbolistas profesionales podrían estar implicados, pero el arreglo de partidos raramente lo inician los propios jugadores.

En segundo lugar, FIFPro hace referencia a las serias dudas acerca de la precisión de la prueba del detector de mentiras. El Director del Departamento Jurídico de FIFPro, Wil van Megen, manifiesta: "Muchos científicos han criticado su uso, pues no están convencidos de que esa herramienta sea el modo más preciso de determinar si alguien dice la verdad o no. Los expertos afirman que las personas pueden manipular estas pruebas, que pueden sentirse presionadas cuando las realizan, por lo que finalmente pueden dan un resultado erróneo. En pocas palabras: las pruebas del detector de mentiras no son fiables."

FIFPro se declara en contra de cualquier forma de manipulación del fútbol profesional. FIFPro participa en diversas iniciativas destinadas a poner fin al arreglo de partidos, y está plenamente dispuesto a ofrecer su total cooperación en las serias medidas que se adopten para hacer frente a ese problema.

Además, FIFPro tiene entendido que, en este momento, ninguno de los futbolistas ha recibido sus salarios del mes de abril, mientras que algunos de ellos tampoco han recibido el salario de marzo.

Van Megen: "Es un hecho demostrado que los futbolistas son más vulnerables a las propuestas de arreglo de partidos cuando no reciben sus salarios y, en consecuencia, afrontan dificultades financieras. Por lo tanto, FIFPro recomienda encarecidamente a los directores del FC Banik Most que resuelvan primero su problema, antes de empezar a presentar a sus propios jugadores como delincuentes."