Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro, el sindicato mundial de jugadores, se sorprende al conocer el trato irrespetuoso de la federación de fútbol del país (FFA) hacia el Matildas, el equipo nacional femenino de Australia. FIFPro ofrece todo su apoyo a la lucha del Matildas, del Socceroos (el equipo nacional masculino) y de todos los jugadores de la A-League para lograr un convenio de trabajo colectivo justo.

Durante una reunión extraordinaria del Comité de Fútbol Femenino de FIFPro en la sede global de la asociación de jugadores en los Países Bajos, el Comité y el Secretario General Theo van Seggelen fueron informados sobre las últimas novedades en Australia. Este miércoles por la mañana, el Matildas decidió abandonar su campamento de entrenamiento y cancelar su viaje a los Estados Unidos de América donde iban a jugar dos partidos amistosos contra las campeonas mundiales de EE. UU. Solo harán su aparición cuando haya un nuevo convenio colectivo entre la PFA de Australia y la FFA.

"FIFPro está cien por cien detrás del Matildas", dijo Van Seggelen."Es bueno ver la solidaridad entre los jugadores de fútbol de Australia, que estén tratando de lograr un acuerdo para todo el juego, que todos ellos estén luchando por su beneficio conjunto."

Aunque impactado, Van Seggelen no estaba sorprendido por el trato irrespetuoso que el Matildas recibió el martes, cuando un gran grupo de jugadoras quiso asistir a una reunión especial entre la PFA y la FFA. Fueron menospreciadas e informadas de que no eran bienvenidas en las conversaciones.

Van Seggelen: "Es inaudito que en el siglo XXI todavía tengamos federaciones de fútbol, como la FFA de Australia, que ignoren por completo el hecho de que están tratando a las jugadoras de manera diferente a los jugadores masculinos. Si esperan las mejores actuaciones de sus jugadoras, también deberían crear un entorno profesional óptimo que permita a estas jugadoras destacar en el nivel más alto, tal como hacen con el Socceroos. Al parecer, los ejecutivos de la FFA aún necesitan ser educados acerca de la igualdad de género".

Caroline Jönsson, responsable del Comité de Fútbol Femenino, agregó: "Admiramos y agradecemos la batalla de la PFA Australia y de sus jugadores. Las disputas como estas nos muestran los problemas persistentes en el fútbol femenino, donde la igualdad de género es a menudo inexistente".

"Esta disputa no trata sobre hacer la misma cantidad de dinero que los jugadores masculinos. Trata sobre la igualdad de derechos. Trata sobre la igualdad de oportunidades para ofrecer el máximo rendimiento posible. Si FFA espera que el Matildas tenga jugadoras profesionales a tiempo completo, también debería tratarlas como tales. Sobre eso trata esta lucha".

"No hay absolutamente ninguna justificación para que las futbolistas reciban diferentes condiciones que sus homólogos masculinos".

Casi inmediatamente después de que el Matildas anunciara su decisión, el Comité de Fútbol Femenino de FIFPro fue contactado por jugadoras de todo el mundo, incluyendo a miembros del equipo nacional femenino de Estados Unidos, mostrando solidaridad con sus colegas australianas.

"Estas reacciones muestran una vez más la creciente toma de conciencia y la solidaridad entre las futbolistas femeninas para luchar por sus derechos, para luchar por la igualdad", concluyó Jönsson.

Caroline Lydia 640

Caroline Jönsson y Lydia Williams


Acerca de la disputa entre las Matildas y la FFA

La FFA ha fallado en reconocer los sacrificios significativos que las jugadoras del Matildas se ven obligadas a hacer para jugar en su país. Sus propuestas se verían como las jugadoras continúan:

  • injustamente remuneradas por el trabajo que realizan;
  • con la negación al acceso a un entorno de alto rendimiento, lo que reduce drásticamente su capacidad para competir con los mejores del mundo; y
  • con la restricción en su capacidad para hacer crecer el fútbol femenino.

Adam Vivian, Director Ejecutivo de la PFA, dijo: "Los jugadoras han tratado de que se respete su contribución al juego. La propuesta actual de la FFA demuestra su falta de voluntad para hacer frente de manera significativa a las cuestiones fundamentales".

La guardameta del Matildas Lydia William dijo que las jugadoras están unidas en esta acción. "Esta fue una decisión muy difícil de tomar. Sin embargo, es simplemente injusto que sigan esperando que hagamos enormes sacrificios para jugar por Australia".

"Durante los últimos dos meses, las jugadoras no han cobrado sus salarios y han hecho todo lo posible para alcanzar un acuerdo que proporcione al fútbol femenino una plataforma para el crecimiento".

"Esto trata sobre el futuro del fútbol australiano. Queremos establecer el fútbol como el deporte de elección para las mujeres australianas y queremos ser una de las mejores naciones del mundo".

"La postura de la FFA indica que no comparten, entienden o respetan estas ambiciones ni lo que hemos dado al juego. Solo estamos pidiendo a la FFA que ponga su granito de arena para que podamos hacer crecer el juego en su conjunto".


También lea:

El Socceroos no asistiría a eventos comerciales