Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro advierte a sus jugadores que no se incorporen a dos de los 12 clubes de la Primera división de Malta, tras haber salido a la luz pruebas de un trato inadecuado a futbolistas extranjeros, incluyendo a juveniles de Nigeria y de Estados Unidos.

Los jugadores que recientemente han firmado contratos con el Mosta y con el Pembroke han comunicado al Sindicato mundial de futbolistas que fueron alojados en condiciones de hacinamiento, y que fueron ignorados o incluso amenazados cuando se quejaron de no haber recibido sus salarios a tiempo.

Con la aspiración de lanzar su carrera en el fútbol europeo, docenas de jugadores juveniles no pertenecientes a la Unión Europea han sido seducidos para firmar contratos con clubes de Malta, pues allí es relativamente sencillo conseguir un visado de trabajo.

Sin embargo, la mayoría de los jugadores en esa isla del Mediterráneo ganan menos de 2.000 dólares al mes y, según el recientemente publicado Informe Global del Empleo FIFPro 2016, el 79% no recibe su salario a tiempo. Casi la mitad de ellos (49%) no están satisfechos con la asistencia médica recibida.

Un futbolista americano adolescente comentó a FIFPro que había firmado un contrato con el Pembroke con la intención de dar inicio a su carrera en Europa, pero sus quejas sobre no haber recibido a tiempo su exiguo salario de 700 euros al mes fueron ignoradas.

“He intentado reclamar, pero en realidad no se preocupan por los jugadores extranjeros,” ha afirmado. “Mis palabras no significaron nada para el club.”

Estaba entre los cinco futbolistas americanos a quienes se ofreció contratos en Malta después de que una academia estadounidense concertó que jugara un partido de prueba en Suecia para exhibir sus cualidades. Tuvo que gastarse más de 4.000 dólares en viaje y alojamiento.

FIFPro ha hablado también con algunos nigerianos que afirmaron que estaban entre los 15 futbolistas extranjeros hacinados en una casa de cuatro habitaciones después de haber firmado para jugar con el Mosta. Algunos se quejaron del frío porque su hogar no tenía calefacción central.

En Malta, las normas de Primera división permiten que los clubes mantengan alineaciones de siete futbolistas extranjeros por partido, lo que significa que fueron fácilmente prescindibles.

“Pueden traer jugadores africanos en cualquier momento, simplemente se libran de los de mayor edad,” dijo uno de los nigerianos. “Los futbolistas nigerianos obtienen mejores condiciones en África.”

Los jugadores pueden ponerse en contacto con FIFPro o con su sindicato local de futbolistas, el Sindicato maltés de futbolistas, para asesorarse antes de firmar un contrato.