Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En los últimos meses, FIFPro ha hecho públicas repetidamente sus inquietudes acerca de la situación que se vive en el fútbol profesional indonesio. Una semana antes de que expire el plazo límite establecido por la FIFA (20 de marzo), el presidente de la División Asia/Oceanía de FIFPro, Brendan Schwab, ha abordado la urgencia de una solución duradera al conflicto en el seno del fútbol indonesio.

 

‘Como todos los miembros de la familia del fútbol, FIFPro reconoce plenamente la importancia deportiva y cultural del fútbol en Indonesia, así como el potencial de su fútbol profesional, tanto dentro como fuera del campo de juego’, ha afirmado Schwab.

 

‘Sin embargo, a pesar de la amenaza de ser expulsadas de la familia del fútbol en diversas ocasiones, y sin ir más lejos en diciembre de 2012, las autoridades del fútbol indonesio no han adoptado las reformas esenciales en materia de gobernanza. No puede permitirse que continúe esta situación, pues sus consecuencias para los jugadores y la afición son devastadoras.’

 

‘La suspensión de Indonesia no es responsabilidad de los futbolistas. Sin embargo, dada la situación extrema que se vive en el país, FIFPro comprende que la FIFA deba tomar esta difícil decisión. Además, FIFPro solicitará a la FIFA que garantice el respeto a los derechos de los jugadores, y que no se levante ninguna suspensión mientras no sea así,” ha añadido Schwab.

 

Existen varias razones para las inquietudes de FIFPro relativas a la situación en Indonesia:

  • El duradero conflicto político y administrativo en el seno del fútbol indonesio, que se prolonga ya más de dos años, y que ha ocasionado que muchos jugadores vivan en total incertidumbre.
  • La enorme cantidad de jugadores que llevan varios meses sin recibir su sueldo.
  • La trágica muerte del futbolista paraguayo Diego Mendieta.
  • La grave enfermedad de Moukwelle (que afortunadamente se ha recuperado).

 

Nadie puede negar la gravedad de estas inquietudes. Aun así, parece que no haya ocurrido nada, como si ninguna de las partes sea consciente de las devastadoras consecuencias que su falta de rigor y de respeto ha causado en las vidas de innumerables jugadores (y en las de sus familias). Ambas ligas rivales han comenzado sus respectivas nuevas temporadas, a pesar de que muchos clubes llevan meses sin pagar los salarios de los jugadores. Las autoridades del fútbol indonesio ni siquiera han sancionado al Persis Solo, antiguo club de Diego Mendieta, ni tampoco han iniciado una investigación sobre la muerte del jugador…

 

Tras la desafortunada muerte de Diego Mendieta, la FIFA emitió una advertencia final a las autoridades indonesias, para que reformaran su fútbol. Antes del 20 de marzo, las federaciones rivales de fútbol, PSSI y KPSI deben presentar su solución a este conflicto, que se prolonga ya demasiado tiempo. A partir del 17 de marzo, PSSI organizará un congreso extraordinario, para determinar su estrategia.

 

El presidente de la División Asia/Oceanía de FIFPro, Brendan Schwab, prestará mucha atención a cómo se desenvuelve el congreso extraordinario de PSSI.

 

Como he mencionado antes, Indonesia es la nación más importante en el mundo del fútbol del Sudeste Asiático, debido a la formidable escala de la base de aficionados y a su pasión por los clubes locales del país y por la selección nacional.’

 

‘Pero este potencial solo será realizado si el deporte implementa las siguientes reformas clave:

  • El establecimiento claro de PSSI como el único organismo rector del fútbol en el país, en virtud de un nuevo conjunto de Estatutos aprobados por la FIFA y la AFC.
  • El desarrollo de los mejores modelos comerciales y deportivos para una única liga que opere bajo los auspicios de PSSI, para el año 2014.
  • La implementación de los estándares y de los reglamentos acordados entre FIFPro y la FIFA para proteger los derechos de los futbolistas. PSSI deberá llevarlo a cabo de manera inmediata con APPI, miembro de FIFPro en Indonesia.’