Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La FIFA examina la tentativa del Golden Arrows por conseguir que el caso de Clifton Miheso – el jugador keniata al que dos hombres armados presionaron para que abandonase el club— sea llevado ante un panel de arbitraje de la federación sudafricana.

Por lo general, las disputas que adquieren una dimensión internacional son presentadas ante un panel de arbitraje de la FIFA, que es lo que Miheso, de 24 años, ha solicitado.

En más de una ocasión, el organismo sudafricano de arbitraje ha sido declarado inadecuado para dirimir disputas, por no cumplir con los requisitos de la FIFA.

La FIFA se ha dirigido por escrito al Golden Arrows, con sede en Durban, para recabar más información sobre los motivos por los que solicita que la disputa sea dirimida por el organismo nacional.

En enero, dos hombres armados presionaron a Miheso para que firmara unos documentos en los que acordaba rescindir su contrato con el Golden Arrows.

Los dos hombres armados se presentaron en las oficinas del club, donde el jugador mantenía una reunión con el director ejecutivo del club.

Ese mismo día, la presidenta del club persuadió a Miheso para que presentara una denuncia ante la policía, y le dio instrucciones para escribir una carta que ella misma le dictó, en la que manifestaba que había recibido un buen trato por parte del club.

En este intervalo de cuatro meses, la federación sudafricana no ha abierto una investigación sobre lo sucedido, a pesar de las reiteradas peticiones del sindicato nacional de futbolistas (SAFPU) en ese sentido.

El abogado de Miheso reclama los salarios debidos al jugador, así como la imposición de una sanción al Golden Arrows.