Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

A dos semanas del inicio del certamen Clausura de la Liga boliviana, los Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) advirtieron con no iniciar el torneo si sus afiliados no están al día en sus salarios.

David Paniagua, asesor legal de Fabol, fue claro al afirmar ayer, el lunes 5 de enero:  "No permitiremos que comience un nuevo torneo con varios clubes que están en deuda y sin ningún  panorama de solución visible".

"Lo que más deseamos es que el campeonato empiece normalmente. Ojalá que no suceda lo mismo del anterior torneo", manifestó Milton Melgar (el secretario ejecutivo del Fabol),  al momento de resaltar que es complicado negociar la cancelación de estos pagos atrasados.

Entre los casos "más preocupantes" se encuentran los de Sport Boys de Warnes y Real Potosí. En el caso de los warneños se conoció que los jugadores no cobraron sus salarios por más de cuatro meses.

Fabol responsabiliza a la Liga y federación de aceptar "que cualquier persona sea dirigente de un club, sin exigir requisitos que están establecidos en la normativa FIFA, para que los clubes puedan manejarse institucionalmente", explicó.

"Varios jugadores se encuentran en Santa Cruz, con la esperanza de cobrar sus sueldos que son de cuatro meses y nadie se pronunció. A otros se les dijo que se les reduciría el sueldo (Sergio Galarza), pero tampoco le pagaron lo que había trabajado", remarcó Paniagua.

El caso de los warneños no es el único. El representante legal de los futbolistas hizo referencia también a la situación de los jugadores de Real Potosí y Universitario de Pando que también tienen problemas económicos.

"Son varios clubes los que tienen deudas y nosotros fuimos claros con los directivos, que no se permitirá el comienzo del campeonato", reiteró.

Paniagua contó que en el caso de los pandinos no existe las condiciones que precisa un equipo profesional para llevar a delante su trabajo diario.

"Los jugadores lavan su propia indumentaria y tampoco hay un médico de campo ya que toda la atención la brinda un odontólogo que no es lo mismo. ¿De qué fútbol profesional estamos hablando?, así no pueden seguir las cosas", remarcó el representante legal de los futbolistas.

Paniagua añadió que el próximo 7 de enero FABOL se reunirá con los directivos de la Liga  para analizar distintos temas y en particular el mal momento que pasa el elenco de Sport Boys, cuya plantilla debía comenzar a trabajar el lunes, pero ante la falta de pago de sueldos los jugadores determinaron no acudir al llamado.

El secretario general de la Liga, Hormando Vaca Diez, afirmó ayer que la misma solucionará la deuda salarial  de  los clubes, para viabilizar el inicio del torneo Clausura, que desde ayer quedó en riesgo ante la amenaza de paro por  parte de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol).

"Este tema es el mismo de todos los años, es cierto que hay deudas, pero hay tiempo para dar solución a los distintos casos de los clubes", aseguró el directivo.

El inicio del certamen Clausura está programado para  el próximo sábado 17 de enero. La Liga tiene planificado concluir con su campeonato el 17 de mayo para posibilitar que el seleccionado nacional tenga por los menos tres semanas de trabajo antes de afrontar la Copa América de Chile, en junio. Si Fabol retrasa el comienzo del campeonato, el mismo se alargara pejudicando el cronograma del campeonato.

 

De Pagina Siete, Bolivia