Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro expresa su gran satisfacción por el hecho de que el Parlamento Europeo (PE) reconozca que la lucha contra el arreglo de partidos va mucho más allá de la posición de los jugadores, y que los esfuerzos por combatir actividades corruptas en el deporte deben ser respaldados por todas las partes interesadas.

 

El martes, el Parlamento Europeo, durante su reunión plenaria celebrada en Estrasburgo, aprobó un nuevo informe sobre el Juego en línea en el mercado interior. En una parte del mismo dedicada a la Integridad del deporte, los Eurodiputados instaron a la mayor cooperación a niveles deportivos y gubernamentales en la lucha contra el arreglo de partidos. Los Eurodiputados expresaron también opiniones muy alentadoras sobre cómo debe librarse esa batalla.

 

El informe reconoce que los futbolistas corren el riesgo de caer víctimas de la delincuencia organizada, y destaca encarecidamente "que los deportistas necesitan mecanismos de protección eficaces para no dejarse influir por la corrupción, en particular la protección de su integridad moral y física, de condiciones de trabajo adecuadas y de salarios y remuneraciones". Los Eurodiputados llegaron incluso más lejos, exigiendo sanciones deportivas para las organizaciones que no cumplan con sus obligaciones hacia los atletas.

 

Van Seggelen, Secretario General de FIFPro: ‘En este informe, el Parlamento Europeo confirma las conclusiones que ha extraído FIFPro del Libro Negro sobre Europa del Este. Cuanto peor trato reciben los atletas como seres humanos y trabajadores, más vulnerables son a verse obligados a tomar una mala decisión. Estamos encantados de que los Eurodiputados hayan reconocido este hecho. Reiteraremos nuestro llamamiento para poner fin a estos estándares inaceptables que continúan existiendo en muchos países. Junto con la UEFA y nuestros interlocutores sociales ECA y EPFL, estamos trabajando diligentemente para conseguir mejorar mediante la implementación del acuerdo autónomo respecto a los requisitos mínimos para los contratos estándares de los jugadores en el sector del fútbol profesional europeo. Además, FIFPro insta a las autoridades nacionales a que realice su parte del trabajo.’

 

El informe redactado por el Eurodiputado Ashley Fox insta a los Estados miembros a implementar disposiciones que garanticen una política uniforme paneuropea en materia de sanciones para la actividad delictiva y para garantizar que se observen los estándares de juicio justo, de conformidad con el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos cuando se adjudiquen casos de arreglo de partidos tanto en tribunales públicos como en el arbitraje deportivo. Se hace especial hincapié en mejorar la gobernanza, la aplicación de la ley y las actividades de prevención.

 

A este respecto, el Parlamento elogió el lanzamiento por parte de la Comisión Europea de acciones previas de apoyo a los proyectos transnacionales para la prevención del arreglo de partidos. FIFPro se enorgullece de que su proyecto "Don't Fix It", que se lleva a cabo en colaboración con la UEFA y que ha realizado ya una importante contribución a la lucha contra el arreglo de partidos, sea uno de los aprobados por la Comisión.

 

Theo van Seggelen, de FIFPro: ‘El arreglo de partidos se reconoce como la mayor amenaza para la integridad del fútbol. Esta batalla solo puede ganarse con la cooperación de todas las partes interesadas – a nivel gubernamental y deportivo –. Los futbolistas y sus sindicatos están dispuestos a aportar y a cooperar con toda parte interesada que muestre un interés sincero en erradicar esta amenaza. Pero no podemos ganar si no reconocemos que este problema se extiende mucho más allá de los jugadores, y que tiene origen en la delincuencia organizada. En la mayoría de los casos, los futbolistas son víctima de delincuentes sin escrúpulos. Nos satisface que el Parlamento Europeo reconozca este hecho y apoye que las iniciativas necesarias deben considerar a los futbolistas como las víctimas, no como los villanos. Necesitamos todo el apoyo que podamos obtener.’