Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El fútbol italiano se enfrenta al escándalo, pues diversos futbolistas profesionales y clubes son sospechosos de supuesta participación en actividades de apuestas deportivas y de arreglo de partidos.

 

El sindicato italiano de futbolistas AIC espera que esta investigación constituya una enorme advertencia para sus miembros.

 

Las autoridades italianas se encuentran en medio de una gran investigación sobre las apuestas deportivas y el arreglo de partidos. Tienen varios testigos que han prestado declaración sobre diversos partidos de la Serie A, la Serie B y la Serie C. Supuestamente, están implicados algunos clubes y jugadores, e incluso se ha arrestado a algunos de estos últimos. Pero hasta el momento no se ha condenado a ningún club o jugador.

 

El presidente del AIC, Damiano Tommasi, lamenta este escándalo. ‘Tenemos que trabajar para aumentar la concienciación de los futbolistas’, ha dicho en una entrevista a Radio 24. Antes del inicio de cada temporada, el AIC informa a sus miembros de que tienen que actuar con responsabilidad, y les comunica que realizar apuestas sobre sus propios partidos no es éticamente correcto y que está prohibido. Parece ser que algunos futbolistas podrían necesitar mayor información.

 

Tommasi: ‘Las imágenes de futbolistas arrestados realmente son de gran ayuda para poner a nuestros colegas y a nuestros miembros en guardia y hacerles conscientes de los peligros. Tenemos que trabajar para educar a los jugadores, y estas imágenes ciertamente tienen un gran impacto.’ La enorme atención de los medios de comunicación probablemente les ayude a darse cuenta de las consecuencias de las apuestas ilegales o del arreglo de partidos.

 

Tommasi finalizó su declaración con una comparación. ‘Considero que este problema es lo mismo que la conducción bajo los efectos del alcohol: no bebes vino y conduces el mismo día. De igual modo, tampoco puedes jugar al fútbol y apostar en él.’

 

FIFPro mantiene la opinión de que los futbolistas profesionales, y especialmente los más jóvenes, deben recibir información sobre los peligros de las apuestas desde el principio. Cualquier programa de orientación de estas características debería establecerse en cooperación con la UEFA y la FIFA. FIFPro trabaja también en el establecimiento de un entorno seguro para dar a los jugadores asesoramiento confidencial y experto y, en caso necesario, asistencia jurídica.