Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 770

FIFPro condena el tratamiento a Emmanuel Frimpong a manos de seguidores que asistieron al partido de apertura de la primera división de Rusia el fin de semana pasado entre el Spartak de Moscú y el FC Ufa.

Es inaceptable que un ser humano deba ser objeto de discriminación y abuso racial mientras cumple con sus obligaciones en un entorno de trabajo. Es particularmente preocupante que en Rusia, que será sede de la Copa Mundial 2018, sigan denunciándose incidentes de esta naturaleza.

Durante el minuto 30 de este partido, Frimpong, que jugaba su primer partido con el Ufa, participó en una lucha por el balón cerca de una bandera de córner. Cuando el árbitro pitó, Frimpong hizo un gesto grosero a una persona en las gradas y utilizó lenguaje inapropiado.

FIFPro entiende la respuesta de Frimpong, pero anima a los jugadores sujetos a cualquier abuso durante un partido a que informen de inmediato a los oficiales del partido para que sea su responsabilidad tratar con el problema. Sin embargo, las acciones de Frimpong no reducen de cualquier modo el comportamiento atroz al que fue sometido.

Lamentablemente, este no es el primer incidente racista que ha tenido lugar en Rusia.

Los comentarios hechos por Hulk, un internacional brasileño que juega actualmente para el Zenit de San Petersburgo y uno de los futbolistas más destacados actualmente en Rusia, se hacen eco de las preocupaciones que Frimpong y otros han expresado sobre el racismo en Rusia.

"Debo decir que veo que esto sucede en casi todos los partidos", dijo Hulk refiriéndose a los insultos racistas durante los partidos de fútbol, "si (el racismo) ocurre en la Copa Mundial, será realmente asqueroso y muy feo".
"Solía enfadarme pero ahora veo que esto no ayuda, así que solo envío un beso a nuestros aficionados y trato de no enfadarme".

Rusia tiene tres años antes de la Copa Mundial para hacer frente a estos problemas, que no deben volver a ignorarse.

"Es un problema en el país y aún se necesita hacer mucho en términos de educación para resolver este y otros temas relacionados", dijo el secretario general del sindicato de jugadores rusos, Nikolai Grammatikov.

Se deben tomar más medidas para asegurar que los futbolistas de todo el mundo, pero particularmente en Rusia, estén protegidos del abuso racial y sean capaces de realizar su trabajo en un ambiente libre de discriminación. Todas las autoridades del fútbol, sobre todo las que están en Rusia, deben demostrar su compromiso para eliminar esta plaga del juego. Ningún jugador, tal como describe Hulk, debería necesitar desarrollar recursos para tener que "afrontar" el racismo mientras respeta los compromisos de su contrato.

El actual protocolo de tres pasos debe evaluarse constantemente para garantizar su eficacia y deben llevarse a cabo discusiones continuas sobre nuevas medidas innovadoras que puedan ponerse en marcha.

El primer paso debe ser el reconocimiento por parte de las autoridades del fútbol de que tales abusos no son culpa del jugador y de que un jugador no debería encontrarse en una situación en la que haya sido víctima de abusos en primer lugar. Los comentarios atribuidos a Shamil Gazizov, director general del Ufa, son una vergüenza y contribuyen al problema general.

Gazizov está acusado de haber dicho: "Lo que hizo Frimpong estuvo mal. A veces incluso tienes que contener las lágrimas y aguantar".

En un país que será sede del evento más prestigioso de este deporte en solo tres cortos años, estos comentarios arrojan un precedente preocupante y cuestionan el compromiso de las autoridades rusas para acabar con los comportamientos racistas y discriminatorios en los estadios de fútbol.

"La historia de este tipo de incidentes en otros países sugiere que estas actitudes son un reflejo de otras áreas de la sociedad en los estadios de fútbol; que no son exclusivos del fútbol y no debería ser única responsabilidad de las autoridades del fútbol de combatir el racismo de forma aislada", dice Ged Grebby, Presidente Ejecutivo de la organización de lucha contra el racismo Sácale Tarjeta Roja al Racismo.

Sácale Tarjeta Roja al Racismo sostiene que "las personas deben ser educadas sobre por qué este tipo de comportamiento es tan ofensivo y debe concienciarse sobre las consecuencias de actuar de esta manera".

FIFPro y sus sindicatos afiliados en todo el mundo siguen abiertos a participar en debates productivos sobre estas cuestiones para garantizar un ambiente de trabajo equitativo y cómodo para todos los futbolistas en Rusia y en otros países con problemas por estos abusos.